Cómo mantener tu mente activa durante estas vacaciones

El fin de semestre siempre implica muchos cambios. Con los horarios de clase, usualmente nos tendemos a acostumbrar a una rutina específica, acomodando nuestras demás responsabilidades y prioridades acorde a eso. Es por esto que, con el verano, cambia completamente nuestra perspectiva. A pesar de esto, es importante mantener el ritmo sano y responsable que se tienen dentro de los semestres académicos. Está muy bien el mantener presente el descansar y relajarse, pero también hay muchas maneras distintas de mantenerse activo. A continuación, les presentaremos de distintas formas de cómo lograr esto.

    1. Prioriza tu salud mental: para un correcto aprovechamiento del descanso, es muy importante priorizar nuestra salud mental y así sentirnos realmente descansados. Esto se puede ver de distintas maneras: ya sea meditando, haciendo algo que nos guste, yendo a terapia, ir a grupos de apoyo, o de muchas otras maneras. Enfocarnos en mejorar nuestra salud mental nos compromete automáticamente a apostar por una vida más sana, lo que hace que logremos descansar mejor.
    2. Participa en talleres de interés varios: ya sea de pintura, cerámica o alguna otra actividad que te guste y te entusiasme aprender, es muy importante estimularnos a través de la satisfacción de hacernos cada día mejor en algo que nos guste. Esta además puede ser la oportunidad perfecta de conectar con gente en un nivel más profundo que por simples casualidades, como la universidad o el trabajo.
    3. Haz ejercicio: el ejercicio es extremadamente vital, tanto para la salud física como para la salud mental. Esto es muy importante para mantener el cerebro despierto. Como disponemos de más tiempo, incluso podemos aprovecharlo para aprender qué nos gusta y probar distintos tipos de actividad física, y de esa manera quedarnos con la que más nos guste. Es importante ver el ejercicio como una manera de divertirse y no como una responsabilidad (aunque si necesitemos de mucha disciplina), y eso se alcanza únicamente si es que nos gusta y nos sentimos cómodos con el deporte que estemos haciendo.
    4. Lee: esta es la mejor manera de mantener nuestro cerebro activo. Fomentar la lectura es un hábito esencial en la vida diaria de cada persona. Por lo menos unos 15 minutos diarios de lectura, hacen una gran diferencia en el día. Es importante saber escoger un libro de un tema que sea de nuestro interés, para así no dejar el hábito a un lado y querer seguir fomentándolo.
    5. Proponte nuevos retos personales: es muy importante siempre tener presentes objetivos y metas, ya sean personales, profesionales o académicos. Esto hace también que nuestro cerebro se encuentre estimulado constantemente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *