Ecuador, un país dolarizado: pasado, presente y futuro

Tras la conmemoración a propósito de los 30 años de la fundación del Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP) y por la celebración de la semana de la Libertad en la USFQ, la casa editorial de la Universidad USFQ Press presentó el pasado 8 de noviembre el libro Ecuador, un país dolarizado: pasado, presente y futuro. Este libro cuenta con distintos autores, entre esos está Dora de Ampuero, José Gerardo Andrade Rada, Nicolás Chachanosky, Miguel Ángel Echarte, Luis Espinosa, Carlos Julio Emanuele, Manuel Hinds, Pablo Lucio Paredes, Adrián Ravier, Pedro Romero Alemán, Lawrence H. White y Francisco Zalles. Este libro es el tercero presentado por parte de la serie Elementos de Economía, quien tiene como editor general a Santiago J. Gangotena, decano de Artes Liberales de la USFQ.

Este libro, aparte de incluir una cosmovisión de distintos expertos sobre lo que fue y lo que implicó el proceso de dolarización en Ecuador, también incluye como contraste a otros casos de naciones latinoamericanas. Por un lado se tiene de ejemplo a un caso antagónico cercano (Argentina), y por otro tiene la investigación de un caso con un manejo cercano de políticas monetarias pasadas (El Salvador).

Así como fue el proceso de dolarización, donde la academia tuvo su presencia en esta decisión, el libro representa el mismo peso en cuanto a su investigación. Este libro recoge la opinión de mencionados expertos no solo para analizar las políticas monetarias ya existentes a partir del fenómeno de la dolarización en Ecuador, sino también cuáles deberían ser los pasos venideros. Dichos pasos venideros refieren a ser críticas en cuanto a siguientes políticas en materia de reformas fiscales, laborales, financieras, comerciales y en fondos de ahorro.

Durante la presentación del libro, dada en el Teatro Shakespeare de la Universidad San Francisco de Quito, Santiago Gangotena, canciller de la USFQ, intervino recordando cómo fue como empresario el proceso anterior a la dolarización. Dicho proceso, cuenta Santiago, estaba plagado de especulaciones diarias, en la que los empresarios debían calcular qué precios poner a partir de la alzada inflación que el sucre estaba experimentando. El canciller afirma que aun tras 21 años de dolarización, todavía hay mucho que cumplir para poder aprovechar la moneda de la forma más debida posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *