Fragmentos bizarros: entrar a una crónica personal y salvaje

Reseña de Biblioteca bizarra de Eduardo Halfon

El escritor descubierto desde su trinchera, su labor vista como un conjunto de experiencias, personas, lugares y actividades que rodean lo que conocemos bajo la figura de autor. Biblioteca bizarra de Eduardo Halfon publicada por USFQ PRESS casa editorial de la Universidad San Francisco de Quito USFQ, revisita la condición y la identificación del escritor. Propone mirar desde adentro aquel arquetipo que varias veces hemos entendido como el sujeto elevado, ilustrado y letrado ajeno a la vida cotidiana.

Compuesta por no más de cien páginas, esta obra inyecta en el lector una adictiva curiosidad por encontrar aún más ideas mientras se halla en la incertidumbre propia de una narrativa breve. Construida por medio de fragmentos que, aparentemente desordenados, construyen un imaginario de la memoria. La fragilidad y la casi nula cronología con la que el pensamiento sucede en la mente del autor se ven retratadas por medio de estos textos.

A lo largo de las páginas de este libro los lectores pueden encontrarse con aquellos elementos tradicionalmente ligados al mundo literario. Elementos que, descritos por crónicas singulares, potentes y cortas, develan un paralelismo con la vida del autor y su escritura. Pensar, tal vez, en los libros que se han cruzado a lo largo de su vida, en sus viajes, libros que jamás existieron o libros que nunca pudo tener. Volver la mirada hacia lugares, personas y personalidades envueltos todos bajo el manto de lo literario y sus implicaciones. Reimaginar la labor de la traducción como el eje fundamental para entender una nueva vida que se gesta, o encontrar en una conversación con los despreciados de la sociedad más entretenimiento que con cualquier novela. Leer a profundidad y con brevedad las palabras de un padre a su hijo fruta, o adentrarse en las discusiones del escritor con su propio idioma, familia, cultura y proveniencia. Saber, incluso, cuando es momento de callar, de parar la mano o cuando ha sido la única opción para sobrevivir.

Acompañado de una selección minuciosa y excelentemente curada de fotografías que otorgan diversidad, enriquecen la lectura y transportan a espacios y momentos reales que constituyen al texto. Eduardo Halfon presenta, bajo una crónica salvaje, sencilla, fluida y repleta de imágenes dinámicas; una amasada voz literaria a la que el lector puede acceder con facilidad, dejándose llevar por narraciones entretenidas, con ideas y frases que resultan un placer constante conforme avanza la mirada. Cada punto final de cada fragmento propone un cierre exquisito y una búsqueda por un poco más, llevando al lector a una atracción casi inevitable por la pluma de este autor.

Mundialmente reconocido por sus crónicas, en Biblioteca bizarra nos adentramos al imaginario que Halfon crea sobre su propio oficio de escritor. Oficio intersecado por su condición de padre, su nacionalidad, su idioma, sus amistades y sus emociones. Todos acertadamente expuestos entre las líneas de lo que el lector tiene en frente y a lo que se propone enfrentar.

Con esta edición ecuatoriana el autor invita, desde luego, a disfrutar su narrativa, pero, al mismo tiempo, propone una suerte de autocrítica hacia sí mismo y un llamado al lector para que regrese su mirada bajo su propia vida, su memoria y sus historias. Para que encuentre lugares en común o espacios que abran una discusión sobre el imaginario personal y la posición privilegiada y poderosa que tiene del otro lado de las páginas. Con esto, implementa la idea constante del redescubrimiento y el (re)pensarnos constantemente.

De la misma forma pone en la mesa la constante discusión por humanizar al autor históricamente negado como persona y propuesto como personaje.

Por: Gabriel Ortiz Armas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *