Nuevas polaridades en Latinoamérica

En estos últimos años, desde las simultáneas crisis políticas del 2019, América Latina ha experimentado un comportamiento particular en cuanto a su geopolítica. Los países han experimentado un efecto dominó en este ámbito y, en la actualidad esto no es una excepción. Estas próximas elecciones en estos países son clave, pues definirán el curso de las políticas públicas que combatirán la crisis pos pandemia, y definirán un nuevo precedente para el futuro de estos países. Durante este mes, Nicaragua fue el último país latinoamericano en atravesar su proceso electoral, resultando en el quinto mandato de Daniel Ortega.

Vía: AS/COA

Los países que le siguen son Argentina, quienes elegirían el 14 de noviembre a sus legisladores. Los votantes tendrán que elegir 124 escaños de la Cámara de Diputados de 257 miembros, y 24 escaños de sus 72 integrantes. Más tarde, el 21 de noviembre sería Chile, que tendrá elecciones generales. La votación no es obligatoria, y será ejecutiva, legislativa y regional. Estarían involucradas las elecciones de 27 de 43 senadores, 155 diputados y 302 consejeros regionales. El mismo día, se elegirán autoridades municipales y regionales en Venezuela. Se elegirían entre algunos cargos; 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores a los Consejos Legislativos y 2471 concejales. Por último, Honduras tendría comicios generales el domingo 28 de noviembre. Bajo estas elecciones, el país elegiría a su presidente, los 128 miembros del Congreso Nacional, 298 alcaldes, 2142 concejales y 20 miembros del Parlamento Centroamericano.

Las primarias legislativas del pasado 12 de septiembre en Argentina, demostraron que la coalición de Alberto Fernández se le dificultará lograr escaños. No obstante Juntos por el Cambio, la coalición de oposición, gano casi la mitad de los votos. El frente Todos tiene actualmente la mayoría en el Senado. Hablando en términos macroeconómicos, la inflación anual ha aumentado por arriba del 50% desde que Alberto Fernández asumió el cargo, y casi el 50% de la población argentina vive bajo el umbral de la pobreza. Ante esto, el gobierno decidió congelar los precios de los artículos para el hogar en el periodo de las elecciones. Esto da un fuerte precedente para las elecciones presidenciales del 2023.

En el frente de Chile se encuentra José Antonio Kast, del Partido Republicano. Ha mostrado constante preocupación sobre temas como la inmigración y el crimen. El mismo superó a Sebastian Sichel, la opción de la coalición Chile Vamos. Se pronostica que Kast se enfrente en la segunda vuelta presidencial contra Gabriel Boric, de Apruebo Dignidad. Aun así, se encuntra muy en consideración Yasna Provoste, de centroizquierda Nuevo Pacto Social. En el caso de Chile, las crisis del 2019 han establecido un malestar que hasta la actualidad se vislumbra y, sumado a la redacción de la nueva Constitución en el año 2022, es un punto clave para Chile.

Para el caso de Venezuela, este también se encuentra en un punto clave de su curso político por primera vez desde el 2017 acudirá el bloque de partidos de la oposición, incluido el liderado por Juan Guaidó. También estarían presentes más de 100 observadores de la Unión Europea (UE) y del Centro Carter.

Como ha sido constantemente repetido en la historia de la política latinoamericana, es típico que el resultado de dichas elecciones resulte en un frente ideológico. No obstante, hay que considerar los precedentes y la situación actual de cada país. Como ha sido un hecho para Ecuador, después de una década de un cierre de frente, el país este mismo año votó por optar por el libre mercado, teniendo en cuenta las necesidades del contexto actual. Puede que este también sea el caso para los mencionados países. Sin embargo, esto dependerá de las necesidades, urgencias y realidades de cada una de estas sociedades.

 

Vía: https://www.as-coa.org/articles/one-month-four-very-different-elections-latin-america

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *