La importancia de invertir a largo plazo

por: Ing. Mariasol Trujillo

Es gracioso pensar que nuestro primer método de ahorro fue una alcancía de cerdito, de las princesas, de algún equipo de futbol, o cualquier figura infantil famosa.

Ese, aunque no lo creamos, fue nuestro primer contacto con el ahorro desde niños. Si bien es cierto que la cultura de ahorro en países latinoamericanos no es “buena”, todos desde niños tuvimos la ilusión de ahorrar en ese famoso cerdito. Ya sea para comprarnos chicles, los snacks que venían con tasos, los chupetes, y para otros aún mas ambiciosos; ahorrar para una bicicleta, un celular y hasta una tele. Pero, ¿por qué cuando crecemos, esa ilusión muere?

Escucho entre amigos el famoso “es que todo en esta vida es caro, todo cuesta, todo es plata”, o a mayor ingreso, mayor gasto. Pero nunca escucho a nadie hablar sobre sus planes a futuro, sus ahorros, o de la tranquilidad que ellos tienen actualmente ya que tienen un fondo destinado a su jubilación.

Siempre son quejas, jamás soluciones. Y es que esa es la mente del joven promedio. Pero por qué recién cuando uno empieza a entrar en años, se comienza a preocupar de comprarse una casa, un apartamento, un terreno, etc. Pero nos estrellamos al ver que no podemos adquirir nada de eso. Comenzamos a culpar al trabajo, los bajos ingresos, la economía del país, hasta al presidente lo culpamos de nuestras desgracias. Me pregunto, ¿cuándo comenzaremos a aceptar que nuestra realidad financiera, sea buena o mala, es el resultado de nuestras decisiones a lo largo de nuestra vida?

Hay que eliminar el concepto de que responsabilidades como ahorrar a futuro, fondos de jubilación, inversiones, entre otras, son temas de gente “mayor”, el joven latino tiene lamentablemente el síndrome de Peter Pan. Se rehúsa a crecer, a salir del hogar de sus padres, a afrontar realidades financieras que ya le tocan asumir, solo por el hecho de que tiene trabajo y ya son mayores de edad.

Ahorrar a largo plazo desde joven es la clave y solución perfecta para que cuando lleguemos a “mayores”, la vida no nos agarre como año viejo. Si bien es verdad que fomentar el ahorro debería ser responsabilidad de escuelas, colegios, gobiernos, hasta de la propia familia, ya es hora de que tomemos la batuta sobre nuestra vida y su futuro. Y una vez más, dejar de buscar culpables y asumir nuestras responsabilidades de una vez por todas.

Las inversiones a largo plazo tienen la finalidad de aumentar la utilidad de tu dinero a través de intereses o dividendos, o bien aprovechando la subida del valor en el mercado que te ofrezcan bancos, financieras, administradoras de fondos, entre otros. La idea principal de tener inversiones a largo plazo, es que asegures un rendimiento mayor del efectivo en el futuro y que te den tranquilidad, ya que a mayor tiempo mayor seguridad hay.

Te pongo un ejemplo: las inversiones son como sembrar una planta, ¿cuánto tiempo crees que le toma a esa planta crecer, desarrollarse naturalmente, ser fuerte, erguida, dar frutos? Tu dinero, como una planta, debe sembrarse en un terreno fértil, y debes tener paciencia, regar esa planta, cuidarla, y entender que nada que valga la pena cosechar, y que tenga un gran valor, toma poco tiempo.  

Ahorrar a largo plazo es un acto de amor, preocupación y consideración, de tí para tí. Considera que no siempre serás jóven, ni tendrás energía o el trabajo que tienes actualmente. Aprovecha tu momento de fertilidad, tu juventud, para trabajar y ahorrar lo más que puedas para que, cuando quieras descansar, tus inversiones den frutos, y puedas vivir una vida tranquila financieramente hablando.

¿Sigues pensando que ahorrar a largo plazo es una mala idea? ¿O piensas que siempre serás joven? Yo que tú, lo reflexiono. Solo tú velarás económicamente por tí. Tu yo joven, por tu yo del futuro.

Y recuerda que la libertad financiera de la que tanto se habla en la actualidad y la que tantos añoran tener, viene con una premisa de sacrificio y constancia. Si jamás piensas a futuro, jamás podrás saborearla.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *