Coronavirus y el retorno a clases: Estrategias para enfrentar las preocupaciones que se avecinan

Por: Andrea González (Psic. Infanto Juvenil)

Los cambios traídos por el coronavirus han sido muchos: uso de mascarilla, lavado de manos frecuente, distanciamiento social y el encierro. Una de las áreas más impactadas ha sido la educativa. Se estima que aproximadamente el 91% de los estudiantes a nivel mundial dejaron de asistir a clases (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [UNICEF], 2020). La disrupción causada por el COVID-19 ha afectado de forma negativa el interés y el desempeño académico de los estudiantes (Onyema et al., 2020).

Después de casi 2 años de pandemia,  el regreso a clases está a la vuelta de la esquina y tanto profesores como estudiantes se sienten extraños al imaginar cómo la educación podría reestablecerse después de tantas perturbaciones tanto en el área del aprendizaje como en el área social y emocional. Para algunos padres, profesores y estudiantes, el tan solo pensar en volver a compartir otra aula con otras personas, es causa de mucha incertidumbre e intranquilidad.

Sin embargo, es necesario que tanto profesores como padres entiendan que estas preocupaciones son normales y válidas; y a pesar de que la experiencia y reacción de cada persona es diferente, es importante que tanto maestros como estudiantes se preparen con herramientas útiles para los desafíos que se aproximan para el regreso a clases. A continuación, algunas recomendaciones del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña (Servicio Nacional de Salud [NHS], 2021).

  1. Estar preparado

Es importante estar al tanto de los cambios establecidos por las instituciones educativas. Se deben aclarar dudas relacionadas a lo académico como: asistencia a clases, exámenes o lo que se espera del estudiante en cada curso. Además, es prioritario conocer cuales son las normas de bioseguridad establecidas por la institución para mantenerse a salvo. Entender esto podría ayudar a aliviar la ansiedad y hacer sentir a los alumnos más seguros.

  1. Establecer una rutina

El establecimiento de horarios y una rutina clara es una forma eficaz de disminuir el malestar generado por la incertidumbre (Becker y Knudsen, 2005). Se debe intentar implementar o reestablecer una rutina que se ajuste a la situación actual, en términos de alimentación, actividad física y horarios de sueño. Además, el hacer ejercicio físico regular es beneficioso para el cuerpo, la mente y ayuda a prevenir enfermedades que aumentan la vulnerabilidad al COVID-19 (Organización Mundial de la Salud [OMS], 2021)

  1. Estar atentos a la salud mental

Estudios demuestran que la pandemia del COVID-19 tendrá un gran impacto en la salud mental de los estudiantes. Se espera que la prevalencia de trastornos mentales tales como irritabilidad, insomnio, depresión o estrés postraumático aumenten como resultado de los efectos a largo plazo (Kathirvel, 2020). Es por esto que los adultos deben estar atentos a signos y síntomas de deterioro emocional como: aislamiento, alta irritabilidad, bajo estado de ánimo, incapacidad de disfrutar actividades que antes se disfrutaban, etc. Si los padres o maestros perciben esto en los estudiantes, es importante recurrir a los servicios ofrecidos por la institución educativa o buscar ayuda profesional.

  1. Ser compasivo y crear un espacio de diálogo

El retorno a clases presenciales es un reto para todos. Por este motivo, es prioritario ajustar las expectativas y objetivos de aprendizaje para dar más importancia a otros ámbitos como el social. Para algunos estudiantes que dejaron de socializar durante la pandémica, será normal que la interacción con otros resulte incómoda durante un tiempo, hasta que las relaciones retomen su curso “natural”. Los pensamientos ansiosos que surgen a raíz de estas preocupaciones deben ser abordados con compasión, al permitir el diálogo y respondiendo preguntas que tanto niños y adolescentes deben tener de los últimos 2 años de caos.

 

Comunícate con la Clínica de Salud Mental USFQ:

  • Teléfono: 0980435484

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *