Rompe El Silencio, una campaña que busca generar conciencia sobre la violencia de género y la inexistente cultura de denuncia en Ecuador

Escrito por: Samanta Gutiérrez y María José Romero

Dos estudiantes de la carrera de Comunicación de la Universidad San Francisco de Quito crearon la campaña “Rompe El Silencio” que buscan conectar con la juventud ecuatoriana y fomentar la cultura de denuncia.

En Ecuador, el 41% de mujeres ecuatorianas jóvenes entre 18 a 29 años han vivido algún tipo de violencia por parte de su pareja, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (2019). Lo cual, demuestra que la violencia de género es una problemática que marca el día a día de las mujeres ecuatorianas.

En las relaciones de parejas entre jóvenes se observa como existe una tendencia a normalizar actos violentos y confundirlos con demostraciones de amor romántico. Los principales actos violentos normalizados son: los celos, el excesivo control y otras implicaciones de violencia psicológica. La normalización de estos comportamientos se ve respaldada por los estereotipos y roles de género que siguen presentes en nuestra sociedad. Se continúa suponiendo que los hombres tienen el poder y dominan a la mujer en una relación de pareja. Por otro lado, se sigue promoviendo que la mujer debe mantener una actitud sumisa frente a su pareja.

De igual manera, se ha evidenciado que existe un estigma alrededor de la violencia de género y la traumática situación que vive la víctima. La sociedad ecuatoriana es reconocida por promover la re-victimización de una persona que vive violencia. Esta re-victimización se la puede observar a través de discursos machistas y desconsiderados hacia la víctima. Con los cuales, no se toma en cuenta que vivir violencia de género es un proceso que afecta física y mentalmente a una persona.

Según datos del 2019, el INEC afirma que 8 de cada 10 mujeres que sufren violencia de género por parte de su pareja no lo llegan a denunciar ante las autoridades. Esto se debe a dos principales factores, el primero y más importante, es el miedo que la sociedad implanta en una persona víctima de violencia de género. Factor por el cual, las mujeres siguen tolerando actos violentos y minimizando las agresiones que viven diariamente en su relación de pareja. Por otro lado, y significativamente relevante en el ámbito cultural, es que las personas no tienen conocimiento sobre cómo se realiza una denuncia, ni las implicaciones del caso.

La desinformación en la juventud ecuatoriana fue la motivación para que María José Romero y Samanta Gutiérrez, estudiantes de comunicación de la USFQ, elaboren la campaña: Rompe El Silencio. Iniciativa que nace a raíz de la pasión que tienen por generar un cambio en la sociedad, así como poder utilizar sus conocimientos en comunicación para informar a la ciudadanía sobre la violencia de género y el proceso de denuncia en el país. 

El propósito de esta campaña es conectar con los jóvenes ecuatorianos y brindarles la información necesaria para frenar la violencia de género en el país y generar reconocimiento a los distintos colectivos que brindan apoyo en situaciones de violencia. Es por esto, que en el desarrollo de esta iniciativa se han abordado diferentes puntos de vista, con profesionales del área psicológica, legal y de seguridad. Lo cual brinda a la ciudadanía, una perspectiva más amplia y clara sobre la violencia de género y la cultura de denuncia. De esta manera, el rol que toman las comunicadoras, es el convertirse en un canal a través del cual se re-direcciona a personas víctimas de violencia de género con profesionales expertos en la problemática.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *