21 años de dolarización: en perspectiva

El 9 de enero del año 2000, el presidente Jamil Mahuad, decidió por decreto la dolarización del Ecuador. Durante la década anterior, el sucre habría sufrido un largo y fuerte proceso de devaluación, y dolarizar fue una salida de emergencia. Según datos del Banco Mundial, la inflación en Ecuador pasó de 22% en el 1995, a 96% en el año 2000. El gobierno ecuatoriano, viéndose enfrentado a un déficit presupuestario, emitía cada vez más billetes para poder satisfacer la división entre gastos e ingresos. Para el año 1998, 5000 sucres representaban un dólar. Sin embargo para cuando el presidente Mahuad tomó la decisión de dolarizar, el precio del dólar había llegado a los 25000 sucres. En su momento para muchos fue una medida impopular que llevó de un levantamiento indígena, a la destitución de Mahuad el 22 de enero del 2000. No obstante, a largo plazo ha sido una medida que ha generado contento dentro de los ecuatorianos, por lo que poco se habla de desdolarizar la economía.

Foto 1: El Comercio

Pablo Better, presidente del directorio del Banco Central del Ecuador en el contexto de la dolarización, comenta que a largo plazo la dolarización ha dado estabilidad a la economía ecuatoriana. El Producto Interno Bruto (PIB) de Ecuador creció un 2,3% en el año 2000, un cambio radical en cuanto al año 1999, en el que el país tuvo un PIB negativo del -4%. Un acontecimiento muy importante que ayudó a establecer el dólar americano dentro de la economía ecuatoriana fue el incremento de entrada de dólares al país, debido a migrantes ecuatorianos. No solo eso sino también menciona Better que, en el contexto de la dolarización, la moneda era relativamente débil. Esto permitió que el Ecuador pueda exportar productos a precios no competitivos; si el dólar era muy fuerte, los sacaban de la competencia con respecto a países latinoamericanos. Better menciona que esto le otorgo al país, entre 6 a 7 años de ventaja competitiva en el mercado mundial. No obstante, también menciona que esta política ha tenido desventajas para la economía.

Después de un periodo de crecimiento debido a circunstancias favorables en el contexto del dólar, la moneda se fortaleció con respecto a otras. Esto no solo ocasionó que las reservas caigan sino las exportaciones ecuatorianas fueron difíciles de posicionarse. Un punto muy significativo que Better menciona en cuanto a estos factores es la década de corrupción en el gobierno ecuatoriano. “Dentro de la dolarización la corrupción es más grave todavía, es una moneda dura que no se devalúa y genera un perjuicio nacional”. A pesar de esto, Better también menciona una serie de políticas que contrarrestarían dichos problemas.

La burocracia ha causado que el presupuesto del estado sea insostenible. Si el sector fiscal se reduce, el dólar fluiría más en favor del crecimiento económico con la ayuda de un fuerte sector privado. No solo eso sino menciona Better también la importancia de los esfuerzos que el gobierno de turno debería dedicarle a la lucha anticorrupción. Una economía dolarizada no puede permitirse actos de corrupción, tanto en el sector público como en el privado.

En su totalidad, un ajuste monetario en el país que implique la salida del dólar es totalmente insostenible. Better menciona: “la economía se ha adecuado a la dolarización”. Los 21 años del dólar en el Ecuador no han sido en vano, sino se ha generado una confianza muy fuerte hacia la moneda. Históricamente, las devaluaciones han respondido más a criterios políticos que a económicos, por lo que llevarían a un empobrecimiento del país. “El regreso a una moneda propia sería una catástrofe para el Ecuador”.

Políticas económicas que se tienen que priorizar son políticas heroicas hay que achicar el presupuesto del estado. El sctor fiscal tiene que ajustarse los cinturones. El gobierno de turno va a tener q tomar medidas. Las devaluaciones históricamente han obedecido mas a criterios políticos q a económicos, han empobrecido al país. El tema de la corrupción defectuosos en recuperar dineros robados. Congreso nacional aprobar ley anticorrupción. La corrupción no es patrimonio del sector publico

El regreso a una moneda propia seria una catástrofe para el ecuador, la economía se ha adecuado a la dolarización. Tenemos confianza en esa moneda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *