La lucha de la inclusión femenina en el fútbol ecuatoriano

Sin duda alguna existe un gran estigma en sociedades conservadoras como la ecuatoriana, con respecto al fútbol, estando este catalogado como un deporte ‘masculino’. Durante mucho tiempo este deporte ha sido únicamente disfrutado en ligas masculinas, sin tomar en cuenta la desigualdad de género que existe dentro de este. El revolucionar estos paradigmas dentro del Ecuador ha sido el sueño de Fernanda Vásconez, futbolista de la selección ecuatoriana y fundadora del Club Ñañas, que con su trayectoria ha cambiado el curso de la inclusión femenina en el fútbol ecuatoriano.

Ella cuenta que para poder impulsar el fútbol femenino ha tenido que enfrentar 3 barreras; a nivel mental, social y la más importante a nivel legal. El tener que deconstruir verdades que son discursos preestablecidos dentro de las personas, ha sido un proceso arduo para trabajar en esta lucha. “Desde que nacemos la sociedad nos ha dicho qué podemos o no hacer, y pasa a ser parte de nuestra creencia” cuenta Fernanda. Los paradigmas establecidos, como el que ‘mujercitas’ no pueden hacer lo mismo que los varones, terminan siendo discursos tan fuertes que se los acepta como verdad. Y el tener que cuestionar verdades propias ha sido parte del proceso de esta lucha. Esto tiene que ver también con la barrera social que este proceso ha implicado también. En un medio tradicionalmente apropiado por el género masculino, como lo es el fútbol, la imposición de un cambio es también un gran obstáculo. Fernanda cuenta que repetidas veces le dijeron que dentro de este mundo no sería tomada en cuenta por ser mujer y joven: “viene la sociedad a decirte que no te van a ver igual”. Esta barrera es algo que sigue presente, sin embargo, poco a poco se ha luchado más por igualdad dentro de este deporte.

La barrera más difícil que enfrentar para esta lucha, ha sido la legal. Cuenta Fernanda que para participar dentro de la Superliga Femenina de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), existían antinomias legales que no hacían posible la inscripción de Club Ñañas. Para seguir luchando por esto, Club Ñañas recibió el apoyo total del asambleísta Sebastián Palacios, quien estuvo abierto a buscar una solución y se apoderó de esta causa. Posteriormente se realizó un estudio del fútbol femenino en el Ecuador; donde se encontró que el factor psicológico llega a tener un gran peso: “el fútbol para nosotras es una revelación, es decirle al mundo ‘si podemos’”. Con esto se logró aprobar una ley en la Asamblea, que otorga mayor igualdad de oportunidad a la mujer dentro del deporte. Además de crear el Día Nacional del Fútbol Femenino, que se conmemora los 7 de marzo desde el 2019.

En la actualidad el Club Ñañas, bajo la dirección de Fernanda Vásconez, se mantiene activamente responsable en la lucha de inclusión femenina. La campaña Yo Pateo Como Niña pretende cambiar y revolucionar los estigmas de lo que significa hacer algo como mujer: “que ahora las mujeres podamos decir yo pateo como niña, y sea algo bueno”. Esta campaña fue la primera escogida por Nike internacionalmente, protagonizada por una deportista ecuatoriana. A través de esta campaña se han dictado charlas y conferencias a nivel del Ecuador, con la intención de empoderar a mujeres y niñas en ámbitos dentro y fuera del deporte. Como parte de las metas a futuro de Fernanda dentro de esta lucha, está el inaugurar un complejo para la mujer deportista: “la casa de Ñañas, para toda mujer que quiera hacer algo diferente”. La lucha de la inclusión femenina no solo en el fútbol sino en el deporte en general, seguirá activa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *