Implicaciones de la modalidad virtual en las Artes Liberales

¿Cómo se practican las artes liberales de manera virtual?

No fue excepción para la Universidad San Francisco de Quito el tener que enfrentar un contratiempo tan abrupto como lo fue el cambiar las clases de modalidad presencial, a enteramente en línea en tan corto tiempo. Fausto Vasco, director de Tecnologías de Información de la USFQ, mencionó que apenas surgió esta realidad a mediados de marzo, se empezó a contactar con la plataforma Zoom para la obtención de la cantidad suficiente de licencias para poder cubrir a todo el profesorado. De esa manera fue posible poder seguir con normalidad las clases que debían tomarse. Ciertamente, esto ha sido posible gracias al esfuerzo del departamento de Tecnologías de la Información. Fausto cuenta que para empezar la modalidad virtual el 16 de marzo la USFQ empezó con 1 100 licencias. Para el día de hoy, la USFQ posee de 10 450 licencias de zoom, 2 200 de Webex, y la plataforma de Microsoft Teams. Ciertamente la universidad ha podido afrontar con mucha resiliencia y gran sentido de adaptación a todo el cambio que ha implicado la pandemia, no obstante, no se puede negar que el espíritu de artes liberales se ha visto en amenaza debido a esta nueva realidad.   

El espíritu de artes liberales en el que se fundamenta la Universidad San Francisco de Quito nace de un principio no de educar, sino más bien de formar a una persona libre. Esto implica mucho más que impartir clases en un aula; es el formar a seres humanos críticos, emprendedores, observadores, cuestionadores, susceptibles al cambio, entre otras cualidades. Es por esto que Carlos Montúfar, rector y fundador de la USFQ, menciona que el progreso de una universidad que se basa en la filosofía de las artes liberales es mucho más complejo, y requiere de una cantidad de componentes no necesariamente tangibles: “es este proceso socrático de hablar, pasear, intercambiar ideas, no simplemente llenarte con datos”. Solo de esta manera, menciona Carlos, hacen que la persona más allá de que se eduque, se instruya. Este curso e intercambio de ideas cambió su curso desde el 16 de marzo y se volvió una tarea mucho más compleja para la universidad, al tener que cambiar la modalidad a un estilo completamente en línea. Ha sido un proceso de ir adaptándose al ambiente y a las circunstancias que la pandemia ha llevado, paso a paso.

El proceso de virtualización de la universidad ha sido una pérdida en cuanto a la filosofía de la universidad, menciona Carlos: “el problema con la virtualización y la USFQ es, ¿Cómo haces artes liberales de esta manera? ¿Cómo comparto una emoción? ¿Cómo me rozo en el puente? ¿Cómo como con mis amigos en el Ápice para intercambiar ideas? Lo que más sufre en una institución como la nuestra de artes liberales, son las artes liberales”. La distinción entre instruir y formar una persona entra en el plano de lo que ofrece cada institución. Y lo que ofrece la Universidad San Francisco va mucho más allá que un título de cualquier carrera, pues es algo irremplazable y difícil de impartir mediante la modalidad virtual: “si fueramos una institución que solo da un título como ingeniero mecánico y solo damos las materias de ingeniería, simulamos un laboratorio, no hay mucha diferencia. Pero si quieres ser una persona que sea ingeniero mecánico, faltan otros componentes”. El patrimonio humano y el intercambio de ideas, mucho más allá de bienes tangibles, es lo más valioso de las instituciones que se basan en artes liberales.

En definitiva para la Universidad San Francisco, el proceso de virtualización va mucho más allá que solo adaptar las clases de manera virtual. Y en esencia esto se debe a que el valor de dicha institución se mide no únicamente en la calidad de lo que las clases y su profesorado ofrecen, sino en el espíritu y filosofía que se ha construido y puesto en práctica desde su fundación. Es una incertidumbre todavía para la institución el saber cómo lograr la primacía de las artes liberales dentro de un contexto totalmente virtual, pues no se puede reemplazar lo irremplazable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *