Contar calorías, un término que ha desaparecido del vocabulario de los nutricionistas

La gran mayoría de los pacientes que suelen ir a un nutricionista lo hacen con ganas de cambiar su alimentación, con un objetivo claro en mente y con una voluntad predispuesta de adherirse a un plan alimenticio, no al término de contar calorías. Buscan mejorar su salud, más no estar pendiente de números.

Los planes alimenticios resaltan la importancia de las frutas, las verduras, los cereales integrales, la leche y los productos lácteos sin grasa. Créditos: Okdiario

La idea y el término ‘contar calorías’, con el paso de los años ha ido desapareciendo, pues hoy los nutricionistas se basan en un plan nutricional que se crea netamente para cada paciente. Cada plan posee diferentes recomendaciones, mismas que no se basan en el cálculo de calorías, pero sí en la búsqueda constante de generar buenos resultados en la salud de la persona.

Comer 5 veces al día no va a hacer milagros, es el cuerpo quien avisa cuanto debes de comer. Los especialistas recomiendan reducir alimentos inflamatorios, como aquellos que tienen gluten. “Muchos estudios muestran que el gluten llega a causar una inflamación al nivel del intestino delgado, algo que puede generar que el cuerpo no absorba bien los nutrientes, por ende, generará una mala nutrición”, explica Camila Vela, nutricionista.

Todo lo que se coma en exceso el cuerpo lo guardará como grasa. El exceso de carbohidratos genera grasa, una carga netamente inflamatoria y toxica que impide que el sistema inmune este bien, deteriorando la salud de la persona.

Un plan nutricional debe ser diseñado por un experto de la salud, pero no una página web. Créditos: Google Sites

Planes nutricionales

Para crear un plan nutricional, específico para cada persona, el nutricionista se basa en el historial médico del paciente. “Primero se debe entender las necesidades del paciente, más no basarse en una alimentación basada en calorías. Hay que analizar el tipo de nutriente que el cuerpo necesita, independientemente de las calorías”, explica Vela.

Los estudios clínicos que se le hacen al paciente, previos a crear el plan alimenticio, son principalmente un análisis personal, análisis del historial clínico y registro de alteraciones hormonales. Esto permitirá entender al nutricionista que alimentos deberá suprimir o añadir en el plan alimenticio de la persona.

“Los planes alimenticios no son una dieta, lo que hay que entender es que hay que crear hábitos alimenticios, manteniéndose proactivos, buscando mejorar y equilibrar su vida”, cuenta la especialista.

Una idea obsoleta

Hoy se utiliza muy poco el término de contar calorías, muy poca gente te dice “te voy a dar una dieta hipocalórica, hiper proteica, normocalórica. En lo personal, estos términos son súper antiguos”, explica Vela. “El paciente llega pensando especialmente en mejorar su digestión. En mi caso, la gran mayoría de mis pacientes tienen alteraciones hormonales y una mala digestión, ellos lo que quieren es aprender a comer”, añade. El especialista alimenticio busca guiar y enseñar a su paciente que alimento debe consumir para mejorar su salud y calidad de vida de una manera integrativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *