Christoph Baumann: un alemán más ecuatoriano que cualquiera

Para quienes no sepan, esa voz con acento extranjero que dice “¡cállate, poco hombre!” en los sketches de la conocida serie web de comedia EnchufeTV, tiene un nombre y apellido, y una historia divertida para contar. Christoph Baumann, actor de teatro y televisión lleva 35 años en el Ecuador. Pero, ¿qué lo trajo aquí? El amor, dicen por ahí.

Todo comenzó cuando Christoph Baumann conoció a su esposa, la actriz manabita Tamara Navas, en un taller de teatro en la ciudad de Múnich. Ella había llegado hasta el otro hemisferio por su padre, diplomático en ese tiempo. Después de enamorarse profundamente y de vivir juntos tres años en Berlín, la pareja esperaba a su primer hijo, Gabriel. Entonces, Tamara le dijo a Christoph: ¿quieres conocer mi país? Él, que había viajado de mochilero por centroamérica y que se había enamorado del continente, aceptó e hicieron un trato: se irían a Ecuador, y se quedarían siempre y cuando pudiesen vivir del teatro.

Han pasado 35 años y trabajo, nunca ha faltado. Durante su carrera, Christoph ha pasado por todo tipo de papeles en las más de treinta obras en las que ha actuado o dirigido, ya sea solo, en colaboración de figuras representativas del teatro ecuatoriano, o en elencos, desde propuestas de autor hasta propuestas más comerciales. Incluso ha sido burócrata cultural, aunque esto, por poco tiempo.

Pero no todo es color de rosa. Su estancia ha estado sometida a las complicaciones más anecdóticas posibles por el hecho de ser extranjero y por lucir como uno a leguas. Las dificultades han sido variadas, desde tener problemas en filmaciones, ya sea por cámara o por vestuario, porque es abismalmente más alto que el resto de actores, que escriban mal su nombre en contratos o que pronuncien mal su apellido en estrenos o eventos públicos, quedarse sin respuesta ante expresiones ecuatorianas, modismos o dialectos rápidos o cerrados, recordar agacharse antes de entrar por una puerta o casi rozar las luces de un teatro con su cabeza, hasta no hallar calzado de su talla en Ecuador o verse un poco extraño con la camiseta de la selección.

Durante el tiempo de confinamiento, Christoph Baumann ha propuesto su primer Stand Up Comedy, “Soroche”, en formato digital. Este espectáculo autobiográfico cuenta las aventuras de este hombre de dos metros de altura en Ecuador como ejercicio para mirarse, reírse un poco de sí mismo, e intentar entender cuándo mismo se volvió ecuatoriano. Aunque es alemán y no estadounidense, la gente lo ha llamado “gringo” desde el día uno. Lo que no saben es que, con acento alemán, Baumann arrastra las “erres”, come hartos mangos y baila sanjuán.

Por el Día del Padre, Christoph decide contar su “Soroche” junto al detonante de su llegada y la de su esposa al Ecuador: su hijo Gabriel Baumann, resultado alemanaba de Christoph y Tamara, quién heredó el gusto por los escenarios. Solo para recordar, Gabriel, quien en algún momento se llamó así mismo “Gabriel Guamán” haciendo referencia a su relación con el Ecuador sin perder la sonoridad del apellido de su padre, es el vocalista de la banda Swing Original Monks.

“Soroche” – Especial por el Día del Padre está adaptado a estas dos voces, que contarán la extraña historia de amor de Christoph por un país que le ha provocado una joroba después de años y años entrando a baños construidos debajo de gradas. La cita es el Domingo 21 de junio, a las 18H00.

Baumann sabe que no es el único que ha hecho su hogar a un país que parece ser lo opuesto a lo que él es. Para colocar este tema sobre la mesa, el actor alemán-ecuatoriano dará una función para la comunidad ecuatoriana en Europa, el sábado 27 de junio a las 15H00 de Ecuador.

Las entradas para ambos espectáculos están disponibles en BOU Entertainment: https://entertainment.bou.ec/event/soroche

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *