Alumnus presenta su proyecto de biotecnología en Cambridge

Diana Mollocana Yánez, Ingeniera en Biotecnología graduada de la USFQ, fue seleccionada, entre más de 600 jóvenes, para participar en GapSummit 2020. Esta cumbre que tiene como sede a la Universidad de Cambridge, reúne durante tres días a expertos, científicos, y nuevos líderes que discuten los desafíos que enfrenta la biotecnología en la resolución de problemáticas mundiales.
GapSummit reúne jóvenes líderes en biotecnología de 18 a 35 años, y está organizada por la Global Biotech Revolution, que se define a sí misma como una comunidad que reúne a líderes expertos y apasionados de la biotecnología para que, a través de una red de contactos, “se apoyen mutuamente en sus ideas y conocimientos, y piensen de manera innovadora en el crecimiento de la bioeconomía global a través de empresas colaborativas”. ​
Crédito: Primicias

Todos los años, un jurado de la Global Biotech Revolution, escoge a los líderes más prometedores en el campo. para participar en el GapSummit. Gran parte de los postulantes escogidos en ediciones anteriores tienen un título profesional de cuarto nivel o emprendimientos biotecnológicos funcionando. Sin temor a no estar a la altura, Diana Mollocana postuló a pesar de tener un título de tercer nivel y con una propuesta de proyecto. “Yo le había puesto el ojo al GapSummit, pero no pensé que me aceptarían tan prontamente”. Mollocana está segura de que su logo demuestra la calidad que tiene la USFQ, pues la idea con la que postuló se derivó de conocimientos que recibió durante su pregrado.

Dentro del GapSummit se desarrolla Voces del mañana”, competencia en la que 100 líderes seleccionados, en grupos de cinco, proponen soluciones biotecnológicas a 20 distintos de problemáticas sociales mundiales. Diana Mollocana fue asignada para resolver la “Alimentación Mundial ¿Cómo alimentar a población hambrienta en el 2050?” Las perspectivas indican que para ese año seremos 2.4 millones de habitantes en el mundo, por lo que necesitaremos el doble de la producción de proteína de la que tenemos ahora. Sin embargo, no podemos aumentar el área de cultivo porque eso implica un deterioro considerable de los ecosistemas, aumento de la temperatura y pérdida de biodiversidad. En este escenario, Mollocana y su equipo conformado por 4 personas provenientes de Malasia, Reino Unido, Ghana y México, asesorados por un mentor estadounidense, proponen el aprovechamiento de desechos alimenticios para la generación de nuevas fuentes de proteína. “Siempre existirán desechos, incluso si se mejoran las cadenas de suministro de alimentos; usar biotecnología y edición génica de microorganismos para generar proteínas a partir de la degradación es una opción”. La concursante afirma que tanto ella como su equipo de trabajo están interesados en trabajar con industrias pequeñas a partir de sus propios desechos.

Diana Mollocana cuenta que el equipo y su asesor tienen videoconferencias de forma periódica para desarrollar el modelo de negocio, que será evaluado por miembros de la Global Biotech Revolution y jueces de las empresas más grandes de biotecnología del mundo. Los mejores ocho proyectos serán seleccionados para un pitch en la Cumbre de Biotecnología de Cambridge, en el que concursarán por un fondo semilla.

Según Evelyn Navarrete, biotecnóloga de la Escuela Politécnica del Ejercito (ESPE), existen profesionales en el campo altamente competentes en el Ecuador. Ellos, al mirar la poca disponibilidad de plazas de trabajo, “optan por ser docentes universitarios, trabajar en instituciones gubernamentales o deciden emigrar hacia otros países para radicarse en el exterior”. La fuga de cerebros en muy común en el Ecuador, por lo que Navarrete asegura que es “urgente promover el desarrollo empresarial en el país, fomentando la creación de empresas e instituciones enfocadas a investigación y desarrollo”. Sin embargo, Ecuador no tiene políticas públicas que incentiven la inversión económica en este campo. Por esto, Diana Mollocana mira al GapSummit como una oportunidad para conectar con los desarrolladores de empresas de biotecnología más grandes del mundo, posibles aliados que inviertan en la industria local. “Es una esperanza para el país el que haya alguien que pueda conectar con empresas internacionales”.

Actualmente, Mollocana trabaja en la USFQ como asistente de docencia e investigación en el Laboratorio de Biotecnología vegetal. Decidió por esta carrera porque desde muy joven estuvo interesada en desarrollar productos tecnológicos, pero también interactuar con la naturaleza. Su siguiente meta es obtener una maestría en Biotecnología en alimentos, o Bioquímica; su meta más grande meta es crear su propia empresa enfocada en alimentos, a la que Mollocana se dirige a partir de pasos pequeños que ya ha conquistado: becaria del programa Charles Darwin de la USFQ, I Foro Latinoamericano de Bioeconomía 2018 organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola y AllBiotech en Costa Rica, la Cumbre Latinoamericana de Jóvenes Líderes en Biotecnología AllBiotech 2018, el BioSummit 3.0 del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), el II Congreso de Impacto de Mujeres en la Ciencia 2019 organizado por la CIESPAL, miembro de la red AllBiotech. Está interesada en desarrollar aplicaciones prácticas para mover líneas productivas y optimizar procesos para suplir necesidades de la población ecuatoriana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *