Periodismo ecuatoriano entra en crisis

“El periodismo y los periodistas siempre están ahí, nunca dejamos de contar historias. Hemos estado tratando de cubrir lo que pasa, pero económicamente es un momento muy complicado para los medios de comunicación. Es muy riesgosa la situación actual. En ‘Diario La Hora’ vivimos una crisis muy fuerte”, afirma Alexis Serrano, periodista. Cabe recalcar que el medio ‘Diario La Hora’ cerró sus puertas a finales del mes de abril.

Para nadie es un secreto que, con el paso de los años, los medios de comunicación ‘tradicionales’ han ido desapareciendo, siendo superados por lo digital. Sin embargo, el periodismo nunca se había visto envuelto en una situación tan crucial como la de hoy, tras la llegada del COVID-19 al Ecuador. “El coronavirus fue la tocada final a un montón de momentos que ya vivían los medios impresos, quienes vienen arrastrando muchas deudas y demandas por parte del anterior gobierno. Esto nos acabó. Éste es un momento en realidad para los medios de televisión, que tienen otro tipo de alcance. Hoy la gente no puede salir a comprar el diario”, señala Arahi Vega, periodista.

El pasado 22 de abril, ‘Diario el Universo’ informó a sus lectores, mediante su página web, que tras la crisis económica generada por la pandemia despidió a más de 50 periodistas y empleados del sector administrativo. Si bien, esto es algo que muchos medios ya veían venir próximo hace años por los avances de la tecnología, nunca imaginaron que un virus creado al otro extremo del continente sería ‘la gota’ que acabaría con todo. “Yo tenía esperanza de que íbamos a seguir, pero ya no había publicidad. Las cosas se venían viendo feo y ahí pensé ‘esto se va a caer’. Primero ya no producíamos, ya no imprimíamos en papel. Vivimos en un ambiente de mucha tensión, fue muy duro”, cuenta Pablo Terán, periodista.

Las plataformas digitales están ganado la batalla en contra de los medios tradicionales. Créditos: Etcetera

Momentos de incertidumbre

“No sabíamos que iba a pasar con nosotros, era un momento de incertidumbre, del saber si te ibas a quedar o no. Fue una experiencia fuerte, que no la había pasado nunca. Trabajé hasta el último”, señala Terán. Por hoy cientos de periodistas se cuestionan hasta cuándo seguirán trabajando y si continuará su medio en pie. Sin duda alguna, un momento difícil para todo el país y más aún para el periodismo tradicional.

En un inicio se pensaba que el COVID-19 era un momento para que el periodismo resurgiese, pero no fue así, poco a poco la prensa está muriendo, el tiempo cada vez nos limita más. “Al principio pensábamos que van a ser solo unas semanas, pero luego ya nos dimos cuenta que estábamos imprimiendo y arriesgando demasiado, y dejamos de imprimir. Pasó el tiempo y no podíamos regresar”, concluye Serrano.

Los medios dependen de los auspiciantes

Hay que tomar en cuenta que esto solo es el inicio. Desde ya es seguro que desaparecerán muchas empresas, mismas que normalmente auspiciaban a distintos medios. “Los medios privados dependen de los auspiciantes, con ese dinero los medios funcionan y pueden pagar los sueldos de los empleados y costos fijos. Hay empresas que mantienen sus auspicios, pero no basta para mantener las operaciones de un medio de comunicación por completo”, afirma Tomás Ciuffardi, periodista.

Por hoy, el futuro del periodismo es incierto. “Los medios no se si volverán y si lo hacen será desde la red. Creo que esto ya apuntaba allá desde hace años. A partir de esto tomará más fuerza lo virtual”, asegura Terán, quien trabajo en un medio escrito por más de 18 años.

Es un momento crucial en el que hay que crear e innovar con nuevo contenido. Crédito: El parlante

Coberturas de campo en tiempo de coronavirus

Actualmente, la opción de miles de trabajadores ha sido el teletrabajo. Sin embargo, para el periodismo no es una opción, puesto que el periodista necesita acercase a la gente. Arahi Vega, periodista, asegura que es difícil, ya que existe una predisposición por el temor a ser contagiados y llevar eso al hogar. “Trabajar como teleperiodista no es fácil. Como periodista necesitas estar ahí y ver lo que pasa, no es lo mismo que solo llamar. En mi caso fui bastante a los mercados hacer entrevistas”, afirma. Es importante añadir que, Ecuador es el país que posee más periodistas fallecidos a causa del COVID-19, con un total de 9 fallecidos.

“Los canales de tv han hecho turnos semanales. Una semana trabaja un grupo de periodistas y la otra otros. Esto ha permitido que los noticieros no se detengan. Sin embargo, el miedo continúa presente en los periodistas. No sabemos que pasará en los próximos días, nada es seguro. Capas tendremos que innovar y buscar nuevas alternativas, pero entre tantos y futuros periodistas no todo funcionará”, señala Ciuffardi.

Cambio Radical

“El quebrar de empresa recién está empezando, pero es un tiempo para reinventarse, porque nunca nada va a volver a ser igual. Hemos tenido que buscar nuevas herramientas de investigación. Ahora, estamos redireccionando nuestro contenido a algo mucho más positivo. Sí, estamos encerrados, pero no todo lo que ven en un medio debe ser malo, buscamos mostrar algo más”, cuenta Gabriela Paredes, periodista de la revista Cosas. “Hemos tenido que emigrar a los periodistas de la parte impresa a la digital”, añadió.

Como menciona Paredes, hoy todos los medios han tenido que crear nuevo contenido en distintas plataformas. Sin embargo, existen medios que nacieron digitalmente, como es el caso del medio digital ‘La Posta’. “Para nosotros es la oportunidad de comunicar una emergencia e innovar y hacer otras cosas. Sin embargo, por más que seamos digitales, no es lo mismo trabajar en la oficina que en la casa. Uno tiene que buscar la forma de equilibrar las cosas”, afirma Doménica Vivanco, periodista y presentadora de La Posta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *