Mujeres abren su camino en el mundo financiero

El día 26 de marzo, el teatro Shakespeare de la USFQ se llenó de empoderamiento femenino y sus espectadores aprendieron sobre la desigualdad social, la falta de inclusión y el largo camino que falta por recorrer para que las mujeres tengan los mismos derechos en el ámbito financiero.

La conferencia Women in Finance empezó con Verónica Artola, Gerente General Banco Central del Ecuador. “En escalada mundial, las mujeres ganamos 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres. Las mujeres generan el 37% del PIB mundial cuando las mujeres son el 50% de la población. Una mujer con las mismas características y capacidades en el mismo puesto [que un hombre] gana el 23% menos que un hombre”, afirma Artola.

“La tasa de empleo de una mujer es del 63% mientras que de un hombre es del 93%”. Artola explica que esta desigualdad existe por los prejuicios sociales hacia las mujeres, muchas veces “por ser madres o estar en edad fértil para serlo”. Esto conlleva a que muchas mujeres opten por no trabajar. “Muchos me preguntaban, ¿cómo voy a aceptar este cargo [Gerente del Banco Central] de tanta responsabilidad con dos niños pequeños [una de 2 años y otro de 5 meses de edad]? Y he podido hacerlo. Eso significa que las mujeres somos capaz de eso y mucho más”, comenta Artola.

En el sector público el “33% de funcionarios son mujeres. En la Asamblea General solo el 39% son mujeres. La situación se complica cuando vemos candidatas a la prefectura y alcaldesa del país. En cuanto a las empresas privadas, el 9% son mujeres gerentes o vicepresidentas más hay en otros cargos”, asegura. Artola finaliza alentando que las futuras generaciones tengan en cuenta estas cifras y luchen diariamente, hombres y mujeres, por una igualdad social desde el cargo u oficio que realicen.

Guadalupe Durán, Gerente General de Yanbal aconseja sobre cómo adaptarse para ser más aptos en el mercado. “Este país tiene el mayor número de emprendedores que intentan una vez. Porque intentan una vez y fallan, la sociedad les juzga. Les da vergüenza (…) y eso no es así. Hay que seguir intentando hasta que nos salga”. “Yo creo en la equidad no en la igualdad de género porque hombres y mujeres no somos iguales”, declara. Durán finaliza su presentación manifestando que las personas tienen que reinventarse constantemente para sobrevivir en el mundo competitivo. “Como hombres o mujeres porque ahorita ya da igual”, concluye.

Por otro lado, Andrea Pinto, CEO de Sonder habla sobre Fintech que es una nueva industria financiera que aplica la tecnología para mejorar las actividades financieras. “Para mí, Fintech es la humanización de los servicios financieros utilizando tecnología”. Pinto cuenta su experiencia trabajando en el Royal Bank of Scotland en Londres. Ella les propuso crear un programa de innovación para el ámbito comercial y los representantes del Banco aceptaron.

En ese momento se crearon empresas del mismo banco, pero éstos se hicieron digitales y solo ofrecían créditos para PYMES. El proceso dura 5 minutos y el dinero lo obtienen en 24 horas. Esto dio paso para el desarrollo de las PYMES en Inglaterra. “Con Design Thinking creamos esta propuesta que ahora existe en todo Londres”, expresa Pinto. “Yo empecé a empujar Flexible working y fui parte de Focus Women Network, que era este grupo de mujeres que se apoyaban la una a la otra para seguir subiendo en su carrera”, dice. Las limitantes de Pinto fueron probarse a mí misma y las estructuras culturales. “A las mujeres nunca nos enseñaron a pedir, a los hombres sí. A mí me dijeron que no sabía dibujar y por eso no era creativa y no es cierto. Todos podemos aprender a ser creativos”, asegura.

Finaliza su charla comentando que “ahora hay muchos más programadores hombres que mujeres. Si nosotros no fomentamos que haya más programadoras que interactúen con la inteligencia artificial vamos a tener un sesgo es nuestras máquinas. Las personas le están enseñando a esta máquina y hasta que no tenga la suficiente información, va a existir el sesgo, aunque sea automatizado con robot”. Por último, Pinto dice que debemos democratizar los servicios financieros para elevarnos y evolucionarnos como sociedad.

La siguiente ponente fue Daniela Espinosa CEO y Co fundadora de Kushki. “El 51% está bancarizada, el resto utiliza efectivo.  Al país le cuesta más del 1,5% del PIB solo transar en efectivo. Un costo innecesario”, afirma Espinosa. “Solo el 8,7% de la población tiene tarjeta de crédito y de eso el 4,10% son mujeres. El 42% de mujeres tienen cuentas bancarias. Pero muchos [hombres y mujeres] siguen utilizando el efectivo, a ellos no podemos considerarlos como personas bancarizadas”, dice.

Actualmente con la empresa Kushki lideran un proyecto con la banca local para que las tarjetas de débito se utilicen para transacciones en línea, algo que hace tres años no era posible. “En Ecuador el 25% de los Fintech son creadas por mujeres (…) también [Ecuador] tiene el 80% de penetración de internet solo falta el canal de venta”, expresa.

Para cerrar, Espinosa recomienda incrementar la bancarización, que las empresas innoven, que se adapten a las nuevas tecnologías para atraer al nuevo mercado de los Millenials, dar más apertura a mujeres en las finanzas y Fintech, mayor apoyo al emprendimiento y tener nuevas estrategias digitales para el país. “Las Fintech no somos competencia, somos aliados”, concluye.

La última expositora fue Gabriela Sommerfeld, Miembro del Directorio CCQ que propone crear un proceso de migración a una nueva economía mundial. Su exposición se centró en fomentar proyectos amigables con el medio ambiente mediante nuevas tecnologías para tener un futuro más certero y que los recursos del planeta no se acaben en pocos años. La charla terminó con fuertes aplausos del público y nuevos conocimientos sobre el mundo de la banca.

Women in Finance fue gestionado por el Business School y el Club de Finanzas de la USFQ organizó este evento.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *