La Protección de la Biodiversidad: Una premisa afianzada desde esfuerzos y acuerdos colectivos

La Protección de la Biodiversidad: Una premisa afianzada desde esfuerzos y acuerdos colectivos
Share

La Universidad San Francisco de Quito y el Ministerio del Ambiente acordaron continuar con el funcionamiento de la Estación de Biodiversidad Tiputini en un comodato a largo plazo

El pasado 05 de abril se efectuó formalmente la firma de dos contratos en la Sala de Cancillería de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ): uno enfocado en consolidar proyectos de investigación para la conservación de la fauna silvestre y otro orientado a la protección de la Biodiversidad en el Yasuní. Este último busca continuar con la exitosa iniciativa de la Estación Tiputini gestionada por la Universidad San Francisco como un centro de investigación científica anexo a la reserva ecológica del Parque Nacional Yasuní.

Tomando en cuenta ese éxito en la gestión de protección de una de las zonas más biodiversas del mundo, se firmó un contrato que compromete la vinculación entre el Ministerio del Ambiente, la Universidad San Francisco de Quito y la Comunidad del Edén en la consecución del objetivo de continuar protegiendo esta zona durante los siguientes 40 años.

Adicionalmente a esto, el acuerdo incluye la inclusión de la comunidad kichwa del Edén en el proyecto, generando responsabilidad social a través de puestos de trabajo para las personas de la comunidad, cursos, capacitaciones, becas para recibir educación superior, etc. Ese esfuerzo concertado que reúne el trabajo mancomunado de la USFQ y del Ministerio del Ambiente da ejemplo sobre cómo se debe actuar como ecuatorianos en temas de preservación ecológica, tomando una postura acorde con los espacios mega diversos que ofrece nuestro país.

Particularmente la zona de la Estación Tiputini y de todo el Yasuní, se destaca por la gran variedad de especies de primates, pájaros y árboles. Entre los animales que más se encuentran en esta zona están tapires, pumas, delfines, osos de anteojo, jaguares, caimanes y nutrias. El fundador y directivo de la Estación Tiputini, Kelly Swing, reconoce la trascendencia de este espacio y la importancia de establecer límites a la intervención humana en la naturaleza. “La apreciación de los recursos aún desconocidos tiene que proveer un balance entre lo que intervenimos y lo que dejamos intacto para siempre”, afirma Swing.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *