EDOC14: Venimos en son de paz

Reseña del documental “We come as friends” del director Hubert Sauper. Una película que retrata un Sudán del Sur envuelto en los recuerdos de un pasado trágico y una busqueda presente por una paz que resuena en medio de la guerra y la desolación.

Entre canciones que corean “my land, my land”, himnos y voluntarios cristianos con biblias y armas en las manos, los sudaneses enfrentan un pasado trágico, un presente precario y un futuro aparentemente desolador. “We come as friends” es un film que se desarrolla en un ambiente de “guerra” y desolación. La palabra paz a menudo se repite en varios idiomas. El documental retrata un Sudán demacrado por los conquistadores y en una búsqueda continua de “paz”.

¿Sabías que la luna les pertenece a los blancos? Así es como inicia y termina el documental:  imágenes de llantos desoladores y misioneros que insisten en tapar la desnudez natural de los africanos, entre tanta precariedad y en medio de los aviones de las Naciones Unidas. Al fondo en la TV, Hillary Clinton dice: “No queremos una nueva forma de colonialismo en Africa”. Unos metros atrás, chinos extraen el crudo bajo tierra y minutos más adelante los sudaneses son engañados por empresas norteamericanas.

cryingsoldiers

Sin duda, Sudán es uno de los países más conflictivos políticamente. Hubert Sauper habla con lugareños, inversionistas, petroleros y retrata a través de imágenes frontales una realidad que pesa a nivel mundial, un mundo lleno de intereses terciarios, las condiciones antihumanas en las que habitan africanos sudaneses y la belleza de un país y un territorio que lleva varios años de “retraso” en comparación con el resto del mundo. “We come as friends” logra desatar esa preocupación latente por las condiciones de vida, los derechos humanos y nos deja un sabor muy amargo a injusticia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *