El verdadero cambio

El pasado jueves 21 de abril en Quito, una menor de 15 años fue violada por el chofer del transporte escolar cuando se dirigía a su colegio, el colegio fiscal Luis Napoleón Dillon. La menor habría sido la primera en recoger de todos los menores del bus, ese día fue recogida 15 minutos antes. Sin embargo, aun así, a la siguiente recogida el chofer llegó 5 minutos tarde. La familia inmediatamente puso la denuncia, a pesar de que señalan que las autoridades no han querido ayudar y, con el objetivo de encubrir el nombre de la institución, han encubierto al violador. Según el Centro de Derechos Reproductivos de la CEPAM, entre el 2014 y el 2018 el Ministerio de Educación registró 1837 casos de violencia sexual, dentro de entornos escolares.

En Mexico desaparece una joven de 18 años, Debanhi Escobar. Ella había acudido a una fiesta con un par de amigas en la colonia de Nueva Castilla. Después de haber discutido, ella se queda sola. Su último paradero fue la carretera en medio de la que la habría dejado el taxi, que se dirigía inicialmente a su casa. Aparece su cuerpo sin vida 2 semanas después en el fondo de la cisterna de agua de un motel, en Nuevo León. La causa de la muerte de Debanhi habría sido una contusión profunda de cráneo.

El 15 de abril, en el Parque La Carolina, un hombre apuñaló con un cuchillo a una mujer en plena luz del día. El video de la agresión se hizo viral en redes sociales, de esa manera llega a fiscalía. Después de las debidas investigaciones, se presume que este agresor era expareja de la víctima, y el ataque vino originado a raíz de celos.

Hasta el 5 de marzo, únicamente en Ecuador, ya habían ocurrido en el 2022, 28 femicidios, transfemicidios, y muertes violentas de mujeres a causa de violencia organizada. De estos 28 casos, 14 correspondían a femicidios, 2 habían sido transfemicidios, y 12 fueron casos de muertes violentas gracias a delincuencia organizada. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), 1 de cada 10 mujeres han sido víctimas de abusos sexuales durante su infancia o adolescencia.

En respuesta a la realidad nacional y global de violencia machista, el Ecuador destinó 2,1 millones de dólares este año para la creación de 21 casas de acogida y atención integral, con un público específico para las mujeres víctimas de violencia machista. 4 casos de acogida y los recintos de atención integral, recibirán fondos continuos para poder apoyar a las sobrevivientes de violencia machista. La secretaria de DDHH, Bernarda Ordóñez, menciona que todavía hay muchos procesos que mejorar, como los contratos y convenios seguros, conjunto con la seguridad jurídica de las organizaciones.

La administración pública es la más competente en materia objetiva que puede destinar fondos, sembrar recursos, y adoctrinar en estrategias en contra de la violencia de género. Sin embargo, el problema es mucho más complejo que aquello. Se trata nada más del verdadero entendimiento de lo que la violencia de género representa: no solo para la víctima, sino para su entorno, su familia, su desarrollo personal, profesional, académico. La violencia de género crea heridas tan profundas, que son imposibles de entender para el que no lo ha vivido. A pesar de eso, solo en la empatía yace el verdadero cambio. La empatía, la comprensión y el respeto son la columna vertebral para el cambio radical de la sociedad machista en la que se deben desenvolver todas las mujeres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *