Lo invisible – una película de Javier Andrade

Una de las pocas películas latinoamericanas en clasificar a la 44ava edición del Festival Internacional de Cine en Toronto, fue Lo Invisible. Lo Invisible es una película ecuatoriana dirigida por Javier Andrade, graduado de la USFQ en administración de empresas con una subespecialización en cine. Dicha clasificación fue parte de la sección “Discovery” de dicho festival, en el que se presentan nuevos descubrimientos dentro del cine mundial.

Dicha película trata sobe la historia de Luisa, de 45 años, que después de una severa depresión post-parto, regresa a su casa. El mismo se convierte en su nuevo lugar de confinamiento, en el que está rodeada de su familia y sus empleados que hacen un gran esfuerzo para que no se note en lo exterior, lo que le está pasando en realidad. El entorno en el que se desarrolla la película es en los valles de Quito, principalmente en Puembo y Cumbayá.

La actriz principal, Anahí Hoeneisen, logra retratar de manera muy palpable cómo la depresión consume sus energías y cómo esto le afecta en su diario vivir. No solo eso, sino que el tono oscuro de la película transmite muy bien cómo se desmorona el hogar que tienen poco a poco, de forma simultánea con el desarrollo de su depresión. El ambiente, el desenvolvimiento de los personajes (su lenguaje corporal, expresiones, acciones), el tono, incluso la comunicación muy esporádica en la película transmite en el espectador muy fácilmente una catarsis de lo que la protagonista está viviendo y sintiendo en ese momento.

El director y guionista de la película había mencionado ya anteriormente que se inspiró en una pintura llamada “Before the mirror” del pintor Edouard Manet, expuesta en el museo Guggenheim de Bilbao. La similitud que ve entre la trama y dicha pintura es que la mujer que se encuentra en la pintura, de alguna manera se ve atrapada dentro de los estigmas sociales y las normas intrínsecamente establecidas de una sociedad de clase alta en un país latinoamericano. El director tuvo la intención de transmitir esta misma idea a través de la película.

Ya ha mencionado el director anteriormente que una de las temáticas más importantes que él quería tocar, era el tema de la depresión. Siendo esta una enfermedad que no conoce clase social, es muy paradójico el mostrar a una persona con depresión dentro de un contexto de clase alta, pues teniéndolo ‘todo’, igual se transmite de manera muy palpable cómo esta enfermedad termina carcomiendo a toda su familia.

Uno de los personajes más influyentes de la historia, aparte de la protagonista, es Rosita. Rosita es la nana de Luisa, quien trata desesperadamente en sus intentos de salvar de la agonía a la protagonista, de curar el vacío emocional que ella presenta. Se la presenta a ella como al espacio seguro de Luisa, la única persona con la que se encuentra totalmente cómoda. La película se encuentra ya en cartelera desde el 21 de abril en distintas sucursales de cine en todo el país: Multicines, Supercines y Cinemark.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *