Problemas de agencia

El factor confianza en la administración de empresas puede llegar a ser un concepto muy problemático, si no se lo trata de la manera más acertada posible. Una compañía no es más que un conjunto de personas trabajando en pro de un mismo objetivo, pero para construir esta realidad se requiere de un factor muy importante: la misma cantidad de motivación entre todas las partes. Los accionistas, la administración y la fuerza de ventas deben trabajar con la misma motivación y ritmo, no solo para que la empresa pueda estar a flote sino para maximizar las ganancias en su mayoría. Esto se puede lograr a partir de una serie de estrategias, utilizadas por muchas empresas con el objetivo de que todos trabajen de manera armoniosa.

 Por supuesto que cuando el accionista es al mismo tiempo el administrador, esto no tiene por qué pasar. Pero cuando los accionistas son varios, y quienes administran son otros actores, ahí surge el problema de agencia. El problema de agencia sucede cuando los intereses del grupo de accionistas no está coincidiendo con los del mando de la administración, en cuanto a la maximización de las utilidades de la empresa. Para estos casos es clave que los accionistas piensen estratégicamente. Apelar a las motivaciones de los agentes de la administración, para que estas se alineen con las de ellos y las de la empresa. Entonces, ¿cómo resolver el problema de agencia? Para esto habría que reflexionar no solo los intereses de los accionistas y de la administración, sino también de los demás empleados.

La clave será simplemente el personalizar los intereses de los administradores, para que estos coincidan en los de la empresa. Esto se puede lograr a través de, por ejemplo, incentivos cuando se alcanzan los objetivos de ventas. Si el incentivo es únicamente el salario, la competencia puede llegar y ofrecer mejores prácticas en recompensa del empleado. Cuando hay más incentivos aparte del salario, esto va a hacer que el empleado trabaje en el interés de la empresa. Buenas prácticas; como días flexibles para los empleados cuando existe superávit mensual, acciones para el board de directivos, regalos de cumpleaños, beneficios para padres y madres, son la fuente de empleados felices y satisfechos con su trabajo. Y si los empleados están felices, trabajarán honesta y dignamente.

Y es que el problema de agencia no es más que un problema de recursos humanos. Según el Human Capital Index, un estudio realizado en más de 2000 empresas con alcance global, descubrieron que cuando el departamento de recursos humanos está orientado hacia el personal, la empresa desarrolla una ventaja competitiva, por crear un valor mayor en sus empleados. Estas administraciones han entendido que el capital humano, es lo más importante en su inventario. Por lo que cualquier esfuerzo sumado en pro de la satisfacción del empleado, es realmente una inversión.

Las empresas innovadoras han entendido que deben también ser socialmente responsables. Esto implica mantener sano, cómodo y satisfecho a su empleado, que finalmente deberían ser los primeros embajadores de la empresa. Entender la importancia de los recursos humanos y actuar en pro a aquello va a resultar en eliminar problemas de agencia. Una compañía con administrativos y empleados felices, es una empresa que trabajará para maximizar utilidades, ergo maximizando las ganancias de sus accionistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *