La nueva política ecuatoriana

Fue de muy grata sorpresa para muchos de quienes conforman la sociedad ecuatoriana, la pasada decisión tomada por la Corte Constitucional. El miércoles 29 de marzo, la Corte Constitucional declaró una Acción de inconstitucionalidad hacia los artículos 149 y 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). La frase “en una mujer que padezca de una discapacidad mental” encontrada dentro del artículo 150 numeral 2, se declaró inconstitucional debido a que, según lo concluido en la Corte, es inconstitucional criminalizar y sancionar con privación de libertad a las mujeres que han interrumpido un embarazo producto de una violación. Ahora bien, tomando en cuenta la trayectoria del presidente electo Guillermo Lasso, muchos se encontraban a la espera de su posición frente a lo decidido.

Foto 1: Guillermo Lasso aseguró que, pese a ser católico, él y su gobierno respetarán la decisión. Foto: BBC.

El pronunciamiento de Guillermo Lasso frente al pronunciamiento de la Corte no fue más que respetuoso y digno de reconocer hacia los ideales de la democracia y la separación de poderes. Menciona en su declaración oficial “creo especialmente en principios como la laicidad del Estado y la separación de poderes”, por ello honrando su posición como arteria principal del poder ejecutivo del Estado. Aprovecha a resaltar su posición como hombre católico, sin embargo, separa su posición personal a su labor como presidente electo. A este tipo de constitucionalidades el Ecuador no estaba acostumbrado, después de 10 años de un gobierno que sumó todos sus esfuerzos en otorgarle todo el poder al presidente.

“El verdadero corazón de un demócrata se conoce en momentos como éste, cuando es capaz de respetar a la autoridad incluso cuando no está de acuerdo con ella”. El Ecuador del encuentro y de oportunidades venidero, a partir del futuro posicionamiento de Guillermo Lasso como Presidente Constitucional del Ecuador, está surgiendo desde ya. Un ‘Ecuador del encuentro’ y ‘Ecuador unido en diversidad’ fue de lo que tanto se habló durante su campaña, y eso es lo que se está demostrando. A pesar de sostener una postura personal muy contraria a lo decidido por la Corte Constitucional, ha honrado la democracia y el sano ejercicio de separación de poderes.

La acción demostrada por el presidente electo definitivamente deja muchos valores políticos dignos de admirar dentro de un contexto democrático: la tolerancia a creencias distintas, el respeto a la democracia, la concientización a necesidades reales de la sociedad, la honra a la separación de poderes, entre muchas otras. Sin embargo, también deja mucho de qué aprender a nivel personal.

La tolerancia, respeto hacia ideas distintas, concientización a urgencias de la sociedad, empatía son algunos de los valores que el presidente electo Guillermo Lasso deja a partir de la posición que demostró. A pesar de que es su deber como máximo representante del poder ejecutivo, se debe rescatar la postura que adoptó. Un Ecuador del encuentro es justamente lo que está fomentando a partir de sus acciones; que respeta y honra las necesidades a atender, fomenta la libre expresión, y hace caso a su labor como presidente.

La lección que deja a ecuatorianos es muy importante. A partir del Ecuador del encuentro debe reinar la empatía, siendo este un país con tantas necesidades a nivel socioeconómico. Debe reinar la libre expresión, siendo este un país tan diverso en su gente. Pero sobre todo debe reinar el deseo de querer que el país progrese. Si bien esto es una labor donde el Estado debe estar involucrado, esto solo se logrará a partir del involucramiento del ciudadano también, y sus ganas de querer salir adelante. Lo único que queda por ahora es celebrar y apreciar la nueva política ecuatoriana, que definitivamente se encontrará al servicio de los ecuatorianos a partir de un digno ejercicio democrático.

Foto 2: Declaración oficial del presidente electo Guillermo Lasso. Vía: Twitter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *