Emprendimientos sociales: una realidad en el Ecuador cada vez más establecida

Cloud9 es una marca 100% ecuatoriana y consciente con el medio ambiente, que apuesta por productos para el cuidado de la piel naturales y sostenibles. La idea de este proyecto nació a partir de la preocupación de las dueñas por la cantidad de productos de belleza poco amigables con el medio ambiente, y los ingredientes que tenían. Conscientes de esto, empezaron a intentar fabricar sus propios productos totalmente naturales, hechos “con lo justo y necesario”. La misión de esta marca, aparte de solidarizarse con el medio ambiente, es también simplificarle a sus clientes el cuidado de la piel garantizando su cuidado con productos con múltiples propósitos, con la idea de utilizar la naturaleza como modelo. Este emprendimiento fue creado por Rafaela Vega, graduada de bioquímica, su mamá e Isabella Herrera, estudiante de diseño de la USFQ.

Foto 1: Body Butter, producto estrella de la marca. Foto: cortesía Isabella Herrera

Las 3 creadoras, a través de esta marca, están muy involucradas socialmente de distintas maneras. No solo por la naturaleza de sus productos, que son totalmente orgánicos, sino por otras formas también. El 10% de las cremas que venden se donan para una fundación de niños que sufren de soriasis, pues se descubrió que los componentes de su crema ayudan a combatir esta enfermedad. Aparte de esto, también reutilizan el tarro de donde venden la crema. Ellas recogen los tarros de los clientes que se han acabado el producto y les dan una nueva vida, usándolos como maceteros para el huerto de Rafaela Vega, una de sus dueñas. Asimismo, para los clientes que devuelven el tarro y compran más producto, se les reduce el precio por aportar a la sostenibilidad de la marca. Es así cómo a medida de que va creciendo su emprendimiento, logran tener un mayor impacto dentro del mercado de productos orgánicos en el Ecuador. Rafaela cuenta que ya venden su producto en locales como Bhumi, Mi Tienda Gourmet y pronto Lemongrass.

Foto 2: empaque 0 waste de los productos Cloud9. Foto: cortesía Isabella Herrera

A pesar de que este es un emprendimiento que se creó recién durante la cuarentena, ha tenido una gran acogida. Su compromiso con el impacto social que logran tener a través de su negocio, le da a la marca un muy alto valor y autenticidad. Rafaela cuenta, en cuanto al futuro de la marca, que se está trabajando en el lanzamiento de 2 productos más: una crema exclusivamente para el rostro, y otro “producto secreto” que saldría a la venta a finales de este año. Su relevante crecimiento en tan poco tiempo demuestra lo importante que es ahora para el cliente ecuatoriano, el factor social dentro de lo que consumen. La corta trayectoria de Cloud9 definitivamente demuestra la importancia y el gran impacto de los emprendimientos sociales en el Ecuador, un modelo de negocio que definitivamente seguirá creciendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *