Gisella Bayona: en busca del lado humano de la historia

Gisella Bayona estudió periodismo multimedios en la Universidad San Francisco de Quito. A los 18 años incursionó en el mundo de la televisión, en un programa de difusión musical. Ese fue el inicio de una trayectoria de 25 años que la marcaría como una de las exponentes del periodismo televisivo y del periodismo ciudadano.

Desde chiquita le gustaba contar historias. Cuando iba de paseo con su madre ella le volvía a contar todo al final del día. Ahí fue cuando nació su pasión por el periodismo. Durante dos años trabajó en el diario El Comercio como reportera, siempre le gustó la prensa escrita. Después de un año y medio fue editora de la sección de jóvenes.

Un par de años después y por cosas de la vida volvió a la televisión. Uno de sus amigos de la universidad trabajaba en Ecuavisa. Él le dijo que iba a regresar a Guayaquil y que dejaba una vacante libre. Ella aplicó al trabajo y volvió a la televisión. Gisella siempre ha buscado sacar el lado humano de las noticias. Eso le ha hecho ganar distintos premios. “El ser reportera, el tener la oportunidad de caminar en las calles, de llegar a donde nadie más llega, son bendiciones. De ver más allá de las cosas que no vez en el día a día”, dice Gisella.

Una de las experiencias que recuerda con anhelo fue realizar periodismo vivencial, el ser parte de cada historia. Gisella junto a una compañera realizó un programa que mostraba algunas experiencias fuera de lo común. Entre ellas, dormir por 3 días en la cárcel como reclusa y también descubrir la vida en un convento de claustro. “A veces en esos lugares donde uno cree que va a encontrar lo podrido, lo malo, lo feo, encuentra experiencias hermosas”, señala.

En enero, Gisella fue nombrada Embajadora de Buena Voluntad en el tema de derechos de género por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Gisella fue nombrada con el montañista Iván Vallejo y el cantautor Juan Fernando Velasco (que renueva su nombramiento). “He hecho un trabajo muy fuerte protegiendo los derechos de las mujeres que hemos sido tan vulneradas en el tema laboral y social. Hay un machismo tan arraigado y siempre con mis reportajes he tratado de luchar en contra de eso”, comentó.

Su lucha ha sido permanente, solo que ahora tiene una “bandera” que la identifica para defender los derechos de género, de las mujeres y también por los derechos de la comunidad LGBTIQ.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *