Entre historias y cine

Entre historias y cine
Share

El 4to Festival de Cine Latinoamericano se está realizando desde el pasado 8 de junio en varias salas de Quito. El evento terminará el 18 de junio donde se premiará a las películas mejor calificadas por parte del público

Son noches distintas donde la luna no es la que alumbra la oscuridad, sino los lentes de los proyectores de cine. La Cinemateca Nacional, el Cine Universitario, FLACSO Cine, Cumandá y Multicines, son los lugares donde cientos de personas asisten a ver las películas del festival. Una a las que más se recurre es la Cinemateca Nacional donde desde la tarde varias personas se acercan a la boletería para poder ingresar. No, no cuesta nada. El evento es gratuito. Sin embargo, hay que retirar un ticket para poder ingresar.

Foto: Juan Pablo Racines

Las tertulias en la sala de espera se mezclaban con los olores de los snacks, pero sobre todo del café. Ese compañero fiel en festivales como estos donde la crítica social está presente. Una de las tantas películas que se proyecta es la de “Joaquim”. Aquí, su actor principal Julio Machado, enfatizó que el largometraje  busca ser eso, una “crítica social” ante la historia de Brasil del siglo XVIII.

Foto: Juan Pablo Racines

Sin embargo, otro de los componentes que figuran en el festival son las temáticas libres y poco tradicionales. “Tierra en la lengua” fue de esas funciones que rompen con lo convencional. Adultos y jóvenes quedaron algo tocados tras su proyección. Pues a nadie le resulta fácil concebir la idea de que un abuelo pida a sus nietos que lo maten antes de que su vejez lo haga. Curioso, pero ese era el estilo que figuró el director Rubén Mendoza en esta película.

Foto: Juan Pablo Racines

Como se menciona desde el inicio, hay de todo en el 4to festival de Cine Latinoamericano donde hasta el domingo se estarán exhibiendo más de 50 largometrajes. Desde crítica social hasta nuevas propuestas en las historias. Por tanto, si amas el cine y tienes las tardes libres, puedes apoyar estas iniciativas para observar más allá de las historias típicas de Hollywood.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *