Quito Patina: la iniciativa que rueda por las calles de la ciudad

Quito Patina: la iniciativa que rueda por las calles de la ciudad
Share

Este proyecto nació hace tres años y medio con un solo objetivo: salir a patinar entre amigos por las calles. Hoy en día, Quito Patina cuenta con más de 200 integrantes entre niños, jóvenes y adultos

Quito Patina es un proyecto que reúne a personas que gustan practicar patinaje urbano. Esta iniciativa la instauró Estefania Arciniegas, tras su estadía en Barcelona, España. “Allá existen grupos de patinaje urbano y yo patinaba en ‘Barcelona Patina’ (…) Aquí no existían grupos que salgan a hacer rutas por la ciudad. Entonces desde mi experiencia en Barcelona, implementé la misma modalidad”, cuenta Arciniegas.

A su vez, los primeros integrantes del grupo eran patinadores que Estefania encontraba en las calles o parques de la ciudad. “Salía a la Carolina, el Parque Bicentenario o el Ciclopaseo a buscar patinadores. A todos les iba diciendo: ‘mira hay esta idea’ y a la gente le iba gustando”, comenta.

Foto: Juan Pablo Racines

El patinaje para todos

Luego de conformar un grupo importante de personas, estas se fueron sumando cada vez más a Quito Patina. Actualmente cuenta con cuatro categorías internas. Es decir, un grupo de niños y otro de adultos que se divide en: principiantes, nivel medio y nivel avanzado.

Todos ellos se reúnen cada mañana de los domingos en el Parque Bicentenario para practicar las técnicas de este deporte. “No hay edad para aprender a patinar. Los niños le ponen hartísimo empeño y los adultos igual. Nadie se rinde cuando está ya sobre las ruedas”, explica Bryan Zúñiga, instructor del grupo.

Foto: Juan Pablo Racines

Por otra parte, Quito Patina realiza rutas nocturnas los martes y jueves. Esto ayuda a que la gente se “anime”, conozca la ciudad y “pierda el miedo” al momento de patinar. “Patinar durante la noche es una sensación bonita. Es súper chévere. Es como un desestresante”, dice Xavier Valdivieso, miembro del club que acude cada semana con su hija a practicar el patinaje. “Salir en las rutas de la noche es lindo. Las luces o los miradores, es súper pleno”, agrega Gabriela Viteri, integrante del grupo desde ocho meses.

Foto: Juan Pablo Racines

Quito Patina es una oportunidad para quienes tienen sus patines guardados o empolvados y no se han animado a salir por las calles. Pues lo “importante” es aprender y formar una “familia” que gusta del patinaje. “Es un deporte que les va ayudar a salir. No importa la edad, solo las ganas y la constancia”, finaliza Danilo Huera, instructor.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *