Cooperación voluntaria en épocas festivas

Ahora que se acerca la Navidad y la compra y entrega de regalos, es importante reflexionar de donde ser origina esta tradición. Muchas personas católicas diríamos que celebramos el nacimiento de Jesucristo, el hijo de Dios de la religión cristiana; lo cual también es celebrado, aunque con menor intensidad, por los Budistas que consideran a Jesus un hombre santo. Pero las celebraciones de diciembre han estado presente desde antes. Se remontan a las fiestas paganas popularizadas por los romanos, llamadas Saturnales. En estas fiestas también se celebraba un nacimiento, el del Sol. En esta misma época, el Judaísmo celebra Hanuká o la fiesta de las luces; y los musulmanes celebran dos fiestas: el 'Id Al Fitr', luego de terminar el ayuno de Ramadán, y el 'Eid al-Adha', o sacrificio durante el peregrinaje.

Sin poner más atención de donde viene esta costumbre, en esta época de celebración se acostumbra brindar obsequios a familiares y amigos, como una demostración de afecto.

Con frecuencia se escucha  que la entrega de regalos en esta época es solo resultado de la propaganda, argumentando que es demasiado comercial o materialista, una táctica de los capitalistas para incrementar consumos. Bastantes se respaldan bajo el razonamiento que Jesucristo nació y vivió pobre y no seria apropiado estar enfocados en los regalos. Lo que no analizamos es realmente cual es el significado de un regalo. Un regalo es una forma de hacer una conexión o un agradecimiento. Por ejemplo, si la acción de regalar sería algo basado en la practicidad y consumismo, a  mi suegro le daría $30 en dinero y esto le dejaría en libertad para que el elija lo que más le gusta o necesita. Pero un regalo no trata de ser practico. Es un detalle, entonces se forma una conexión más grande si uno se toma el tiempo de ver que le gusta a su familiar o amigo y le regala eso. En si, un regalo es una muestra de aprecio, agradecimiento o de admiración hacia una persona. Si tomamos la vía bíblica esto se puede demostrar cuando los reyes magos fueron donde Jesucristo y le entregaron regalos. Estos regalos no significaban el capitalismo o el materialismo, estos eran un detalle hacia una persona admirada, para hacer su vida mejor.

Lo mismo pasa entre países, no necesariamente con regalos pero con cooperación voluntaria, que se produce por ejemplo cuando existe intercambio comercial (cuando se hacen importaciones o exportaciones) porque esto permite mejorar la calidad de vida en ambos países. Por ejemplo, si en un país no se produce una medicina, éste se beneficia al importarla y otros países se benefician de su exportación. De igual forma, muchos países se benefician de la exportación de cacao y banano que produce el Ecuador. Este intercambio de productos es resultado de una cooperación voluntaria, la cual crea nexos más fuertes entre países. A esto también se le puede llamar libre mercado. Los países que intercambian productos llegan a tener una conexión más fuerte entre si y con el resto del Mundo. La cooperación voluntaria o libre mercado es una herramienta de desarrollo para individuos y países. Este intercambio y conexión estimulan la cooperación humana en múltiples dimensiones. Por lo mismo, en lugar de satanizar la entrega de regalos, podemos aprovechar esta costumbre para, sin caer en excesos, demostrar aprecio y gratitud a personas de nuestro entorno.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *