Ecuador no se queda atrás en la aplicación de Inteligencia Artificial

Desde asistentes virtuales como Alexa de Amazon hasta los automóviles autónomos de Google, la inteligencia artificial se abre paso en el mundo de hoy rápidamente. Capaz de responder a las necesidades reales de la sociedad actual, está revolucionando la era cognitiva y transformando nuestra interacción con el mundo. Ecuador no se queda afuera de esta revolución tecnológica, y cada vez se pueden observar más empresas e instituciones implementando plataformas de servicios de inteligencia artificial.

La Inteligencia Artificial (IA) se refiere a la simulación de las funciones cognitivas humanas por máquinas o más específicamente sistemas informáticos, a través de procesos como el autoaprendizaje y razonamiento. Estos programas son diseñados con el objetivo de resolver problemas que el ser humano encuentra en su día a día. 

Actualmente existen varias aplicaciones de esta tecnología en el país, según Gustavo Justicia, Gerente Senior de Transformación Digital y Tecnologías Emergentes en Ernst and Young, “en atención al cliente se usan asistentes virtuales con inteligencia artificial para canalizar de manera más eficiente consultas o reclamos. Esto permite “liberar carga a los call centers para escalar solamente los casos que no pueden resolverse con el asistente virtual”, asegura.

La IA a nivel empresarial presenta nuevas formas de interacción con los clientes anticipándose a sus necesidades, generando nuevos productos y servicios que permitan la optimización de procesos, ayuden a identificar tendencias y tomen decisiones por sí solas.

Alrededor del mundo la presencia de esta tecnología se destaca en diferentes sectores de desarrollo entre ellos la educación, las telecomunicaciones, las ciencias médicas, el transporte, los servicios financieros, el comercio, entre otros.

En el país actualmente los sectores con más demanda de esta tecnología son aquellos que trabajan con un nivel de “interacción intensiva con clientes, retail y servicios”, explica Justicia esto con el objetivo de “hacer más eficiente las operaciones, reducir costos operativos y mejorar la satisfacción del cliente”.

Un ejemplo de la implementación de IA en empresas ecuatorianas es el caso del Lucía, el robot de Almacenes Tía que se encarga de revisar las perchas y ubicar los artículos en el almacén. Otro ejemplo, es Ada la asistente virtual del Banco de Guayaquil que realiza tareas automáticas cómo abrir cuentas de ahorros, revisar saldos, buscar el cajero más cercano, etc.

En cuanto al futuro de la IA en el sector de la banca se “ha estado experimentando bastante en visión por computador, por ejemplo, para la lectura de cheques y automáticamente depositar en tu cuenta solo con la cámara del celular”, asegura Justicia.

Impulsada por el aumento del flujo de información y de datos, la expansión y alcance del internet y el desarrollo tecnológico en general la IA cumple un papel estratégico en el desarrollo científico, académico, social y económico de un país. No se puede negar su gran potencial, es por esto que en Ecuador cada vez se invierte más en la investigación, desarrollo y aplicación de esta tecnología.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *