El secreto del éxito

El secreto del éxito
Share

Todos alguna vez se han propuesto marcar la diferencia. Pero, cómo afrontamos el hecho de que muchos de nosotros nos rendimos a mitad de camino y no llegamos a nuestra meta. Aquellos que logran el “éxito” no vienen de otro planeta, solo se han enfocado en cumplir su propósito.

Quizá el secreto es enfocarse como lo hizo Grace Naomi Ayala. Si te preguntas lo mismo que yo dirás, ¿qué ha logrado Grace Ayala? bueno, su perseverancia la llevó por caminos de éxito que pocos hemos cruzado.

A la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), ella ingresó con muchas expectativas. En 2015 decidió estudiar Relaciones Internacionales. Es afroecuatoriana y forma parte del Programa de Diversidad Étnica (PDE), fundado por Santiago Gangotena y Carlos Montufar, Canciller y Rector de la USFQ respectivamente. Según David Romo, Director del PDE, este programa brinda facilidades de ingreso a la universidad a las distintas comunidades y minorías del país.

Créditos: USFQ Model United Nations

Dentro de la carrera de Relaciones Internacionales hay clases como modelo de ONU y Foreign Policy donde se necesitan tutores. Ayala desde agosto de 2016 es la única tutora que fue asignada en su segundo año académico. “Cuando yo ingrese los tutores eran de los últimos semestres, no he visto a nadie que sea tutor en sus primeros años”, asegura.

¿Porqué Ayala y otros no?

En su primer semestre universitario ingresó a su primer modelo de ONU. Hasta la fecha es la única estudiante del PDE en ingresar al proyecto de Naciones Unidas a cargo de Andrés Gonzales. “Una vez que me entere que nadie del PDE había sido parte del modelo para mi fue muy importante. Yo creo que hay que arriesgarse a hacer las cosas que te gustan, a veces las personas tienen miedo de involucrarse”, aseguró Ayala.

Créditos: USFQ Model United Nations

“Aquí en el Programa de Diversidad Étnica muchos chicos piensan que porque son indígenas o afros tienen que recibir las cosas porque sí. Hay una falta de motivación para tratar de destacarse.” Asegura David Romo.

La selección de delegados de ONU es minuciosa. El esfuerzo también es parte del secreto. “El próximo que me hable de ONU, lo mató”, expreso Ayala, luego de leer por horas documentos del modelo con los que realizaría ensayos para su viaje a Nueva York. Los estudiantes más destacados se convierten en los representantes de la universidad en modelos internacionales.

Créditos: USFQ Model United Nations

Pero, ¿tanto trabajo vale la pena?, “Si lo vale, una vez que termines todo el proyecto te vas a dar cuenta cuanto disfrutaste, es un trabajo que te hace explotar tus capacidades”, dice Ayala.

Ella se planteó un objetivo que la llevó a cumplir su meta. En la actualidad con dos premios al mejor Position Paper obtenidos en Nueva York y Galápagos y  un reconocimiento por ser delegada distinguida en Galápagos, Grace también es parte de Study of the U.S. institutes, (SUSI), donde participa de debates y conferencias.

Créditos: Modelo Unión de Naciones Suramericanas.

Puede que sea difícil, pero no imposible. Ayala se despojó de los prejuicios que giran en torno a su etnia y cumplió sus propósitos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *