Aula Magna: edición número 100

Aula Magna, la revista oficial de la USFQ, cumple su centésima edición este julio 2018. Ahora, se publican 17 mil ejemplares que circulan todos los meses en Quito junto al diario Metro Ecuador

Hace 26 años el periódico universitario se llamaba San Francisco News y solo se difundía dentro del campus. Después, se llamó La Gazette y luego El Periódico. En estas ediciones no había una conexión directa con la ideología de artes liberales de la USFQ. Por eso, Aula Magna comunica libremente sobre temas polémicos creando un impacto positivo en la comunidad.

Junio 2007, El Periódico USFQ.

Stephanie Abaroa es editora en jefe desde hace un año y medio. Ella dice que el objetivo de la revista es topar temas sensibles. “Si no se habla de estos asuntos nadie lo va a hacer,” comenta, “la filosofía de la USFQ me da libertad para explorar historias que no se ven en medios oficiales”.

Stephanie Abaroa, actual editora de Aula Magna USFQ.

Abaroa logró esto en su segunda edición donde habló sobre la Marcha de las Putas. Como portada usó una foto de un cartel que decía “todas putas, todas locas”. Desde ese momento, los lectores se dieron cuenta que Aula Magna respeta la libertad de expresión. Los contribuidores aumentaron y los temas artísticos y controversiales se volvieron la imagen de la revista.

Eric Samson es periodista y director de la carrera de Periodismo en la USFQ. Él dice que Aula Magna no solo es una forma de promocionar la institución, pero también es una herramienta para que los estudiantes trabajen y practiquen en un medio real.

Eric Samson.

Así concuerda Edwin Fuentes, director de arte de la revista quien ha estado presente en las publicaciones de la USFQ desde el principio. “Es un laboratorio donde los chicos pueden exponer sus ideas. En Aula Magna se usa financiamiento de la universidad con el recurso intelectual de los estudiantes”.

Un vehículo de promoción, pero también de difusión

Aula Magna intenta promocionar las actividades dentro de la universidad, así como logros de estudiantes y profesores. Su financiamiento viene exclusivamente de esta institución. Todo el trabajo es hecho por estudiantes para estudiantes, cuenta Fuentes. Él dice que es un triunfo ver cómo ellos manejan un proyecto de esta escala periódicamente.

“Queremos llegar a la mayor cantidad de gente posible,” dice Fuentes. Por eso la revista rota en medios de difusión como El Comercio, El Expreso, revista Vistazo y actualmente el diario Metro. De esa forma cambia de público y tiene mejor alcance.

Circulación gratuita de Aula Magna junto a diario Metro Ecuador.

Desafíos en la era digital

 El internet está ganando más poder dentro del mercado comunicacional. Las noticias se dan de una forma más corta e interactiva que se hacen virales en redes sociales. Aula Magna es un producto multimedia donde lo digital es complementario de lo impreso. Por eso, tienen su portal web y se publican artículos que a veces no se imprimen.

Sin embargo, la revista se ha enfrentado a desafíos por esto. Para Abaroa, lo más difícil es promocionar en redes sociales. “Es muy complejo para algo tan simple,” dice Abaroa, “pero los estudiantes de interactividad nos están ayudando para crear una página web más amigable para los lectores”.

100 ediciones

Después de su centésima publicación, el consejo editorial de la revista: Samson, Fuentes y Abaroa concuerdan que ha sido un éxito haber llegado a este nivel de circulación. Detrás de cada impresión hay muchos estudiantes que han colaborado con la revista.

“Son 26 años de mejorar y voltear la cabeza a nuevas tendencias en cada edición, ojalá que en algunos años estén en este mismo lugar dos personas conversando sobre la publicación número 300 de Aula Magna”, comenta Fuentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *