La flauta mágica: Tayta Mozart se reinventa en Los Andes

La obra estrenada en 1791 es el marco armónico para presentar una ópera inspirada en nuestras raíces: La Flauta Mágica de Los Andes. La cosmovisión andina se representa con las melodías de Mozart a través de las zampoñas, quenas y el canto runa milenario de sus historias en kichwa

La chakana es la guía de Palmina, Tamino y Papageno, protagonistas de la obra. La complementariedad de la mujer y el hombre, así como la de la luna y el sol trascienden occidente y renace entre las tablas el Abya Yala. Chía Patiño es la directora artística de la obra, un trabajo de años vio su estreno mundial el pasado 14 de junio; con cientos de marionetas, decenas artistas escénicos y músicos renace la Flauta Mágica entre los Andes.

Foto: Sara Fuentes

Esta ópera, en castellano y kichwa, es el resultado de un estudio profundo de la cosmovisión andina. Los amautas, pumas y la ñusta han sido concebidos con ahínco. El ser andino ha sido representado con su vestimenta tradicional: alpargatas, ponchos, bayetas, collares de coral. La daga de Mozart renace en un tupo ancestral.

Foto: Sara Fuentes

Felype de Lima, diseñador del vestuario, reconoce que “fue un recorrido complejo. El año pasado realicé una investigación para aprender la cosmovisión, simbología, el Inti Raymi, la chakana…” Él recuerda que Chía descubrió que en la opera hay muchos puentes que se conectaban con la cosmovisión andina. Todos los diseñadores aportaron para hallarlos. “Ecuador tiene que enseñar su cultura, estar orgulloso de ella. Sería bueno compartir esta obra con otros países, pues tiene elementos de la cultura que no hay en otro lugar del mundo”, comenta.

Foto: Sara Fuentes

Una experiencia sensorial a través de la vista y la música. El trabajo musical del maestro Segundo Cóndor (+) quedó inconcluso tras su muerte, en base a este Carmen-Helena Téllez, Tadashi Maeda y sus colegas tradujeron el lenguaje orquestal europeo al sonido de la orquesta andina. 35 músicos de la Orquesta de Instrumentos Andinos interpretan esta versión junto con el Coro Mixto de la Ciudad, la Escuela Lírica e integrantes del Coro Juvenil e Infantil.

Foto: Sara Fuentes

La interpretación en castellano y con presencia del idioma kichwa crean un lazo con el espectador en escena. “Lo interesante es que nosotros hemos crecido con las leyendas de las abuelitas, y de cierto modo hacer una traducción a lo andino se hizo fácil. La primera vez que vi la Flauta Mágica original fue interesante, pero no hay forma de engancharse. En cambio, esta identidad colectiva andina en esta versión hace que sea fácil de acceder, la música inmediatamente te transporta a este mundo mágico”, comenta Liliana Duque, diseñadora de escenografía.

Foto: Sara Fuentes

Valena Oreco, diseñó y construyó más de 300 marionetas junto a Alejandra Prieto. Valena describe la minuciosidad de su trabajo: “La piel de la serpiente fue hecha con cabuya escama por escama, 7 metros por dentro iluminada. Quindes, papagayos, la serpiente del maíz, lo tucanes…” Además, destaca que “La Reina de la noche tiene 1,80m y crece a 3 metros. Hay títeres manejados por tres personas, títeres de sombras, 40 títeres del séquito de Zarastro”.

Liliana enfatiza que “La idea es que cada persona del mundo andino, peruanos, colombianos, ecuatorianos, podamos identificarnos. Esta obra nos pertenece a todos, no es la ópera que asusta, esta obra es totalmente tangible, entendible, vivible…”

La Flauta Mágica de los Andes estará presentándose en el Teatro Nacional Sucre el 21-22 de junio a las 19h30, y 23-24 de junio a las 16h00, las entradas tienen un valor de $20-$30-$50. Mayor información en teatrosucre.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *