Desmontando estigmas: Beliza Coro y un espíritu forjado por las dificultades y la superación

Por: Daniel Andrade
Estudiante de periodismo USFQ

‘’Tienes sed de conocimiento y ojalá nunca te sacies de ella. Se tú mismo, vales solo en la medida en que sepas lo que eres y lo que serás en el futuro’’-  Carlomagno Andrade

Hay historias que merecen ser contadas, historias que por la excepcionalidad de sus protagonistas envuelven mensajes y enseñanzas trascendentales. Beliza Coro es un ejemplo genuino de superación, pertenece a la comunidad indígena de los Puruhá y desde pequeña ha tenido que desafiar estigmas y rígidos cánones de comportamiento impuestos por la sociedad.

Beliza venía de una familia de escasos recursos y en un principio no pudo recibir educación. Durante su niñez, se trasladó a grandes ciudades como Riobamba o Guayaquil y comenzó a trabajar en las calles vendiendo frutas y verduras como muchos otros niños indígenas.

Beliza creció receptando y muchas veces asumiendo ideas que trazaban un camino predeterminado para las mujeres indígenas, ese camino no contemplaba la posibilidad de acceder a una educación superior o especializarse en una carrera profesional. “No apuestan mucho por la educación de las mujeres”, afirma Beliza.

Posteriormente, tuvo la oportunidad de educarse gracias a la Fundación Telefónica y su Programa de erradicación del trabajo infantil Proniño. Esto marcó un antes y un después en su vida, creció su afán por continuarse preparando y adquiriendo conocimientos. Con esta mentalidad, aplicó y ganó una beca para estudiar en la Universidad San Francisco de Quito dentro del Programa de Diversidad Étnica.

Alejándose de estereotipos y condicionamientos, se decantó por una carrera que la rete y que abra sus perspectivas. Estudió Derecho durante 6 años y se forjó un espíritu infatigable que le permitió superar todas las dificultades que se encontró en el camino. “La Universidad me contagió de ese espíritu de seguir tus sueños”, asegura Beliza.

El sueño de Beliza no terminó cuando se graduó con honores como abogada, después aplicó a una beca para hacer una maestría en España y lo consiguió, actualmente trabaja en ese país y está en proceso de realizar un doctorado.

Cuando vuelve a Ecuador regresa a sus orígenes, va a su comunidad y cuenta su historia, convirtiéndose en un referente para muchas niñas indígenas que abrazan con fe y convicción ideales de superación, autoconvencimiento y lucha: “Yo lo que quiero con este mensaje es que ellas se atrevan a soñar más”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *