Libertad y responsabilidad administrativa

El factor de innovación debe siempre ser parte de la agenda de las empresas, ya sean medianas o grandes, y sea el área que sea. Para optimizar sus recursos y maximizar sus ventas, las compañías siempre deben estar al tanto de las mejores prácticas del mercado. ¿Por qué es tan importante el factor de innovación en las empresas? Porque en el mundo actual, los consumidores son mucho más conscientes que antes. Esto obliga a las empresas a tener una visión mayoritariamente holística del negocio, lo que hace que su enfoque no sea únicamente en maximizar ventas. O más bien si, pero a través de distintas prácticas: de responsabilidad social, buen trato al empleado, abiertos a la creatividad, con un buen ambiente laboral, entre otras.

Según el investigador sueco Goran Ekvall, las características de una empresa con cultura innovadora son: desafío y participación, libertad, confianza y apertura, tiempo de reflexión, un ambiente de trabajo divertido, resolución de conflictos, debates y toma de riesgos. En resumen, se puede decir que una empresa con una cultura innovadora es una empresa que deja a sus empleados que su creatividad explote. Una empresa con cultura innovadora es una empresa con empleados libres de trabajar en pro de la empresa, sin mayores restricciones. Una cultura innovadora con empleados fieles y eficaces van de la mano y no son mutuamente excluyentes, es decir, se necesitan el uno del otro.

Sin embargo, tener una cultura innovadora implica mucho más que un cambio estructural. Requiere de mucho desaprendizaje y aprendizaje a nivel societario. Una cultura innovadora implica mucha libertad para el empleado. Esto sale completamente de la zona de confort de los paradigmas de siempre en cuanto al trabajo asalariado. A pesar de esto, para muchas empresas esto ya es una realidad. En Netflix, a nivel estructural, ya desde hace mucho se ha aplicado este método, a su manera. Ellos lo llaman “F&R” (freedom and responsibility, o libertad y responsabilidad) e implica un alto nivel de libertad para el empleado. Puede sonar muy atractivo para el empleado pero, así como implica un alto nivel de libertad, también implica un alto nivel de responsabilidad.

Reed Hastings en su libro No rules rules: Netflix and the Culture of Reinvention, relata en su libro sobre cómo ha aplicado este factor innovador a esta gran compañía. Él cuenta que en un recorte de personal que debió hacer debido a épocas duras en Netflix, que implicó quedarse únicamente con el mejor talento de la compañía, las ventas se maximizaron en niveles muy altos. Esto lo pudo experimentar de manera más fuerte cuando empezó a quitar políticas típicas en la compañía. Tales como vacaciones, horarios de trabajo, presupuestos para proyectos específicos, entre otros. Reed Hastings, poco a poco, creó una cultura increíblemente libre para su empleado, que en su medición numérica solo vio mejoras. Se concluyó que para esta compañía, lo mejor era empoderar al empleado completamente y observar cómo este podría maximizar y explotar su eficacia y productividad.

Deja mucho por reflexionar la cultura de Netflix de Freedom & Responsibility. Pues no es más que eliminar las reglas y paradigmas de un empleado promedio, y empoderarlo para que este vea y decida cómo trabaja, siempre en pro de la compañía. ¿Estará la sociedad lista para modelos estructurales así, que requieran de tanta libertad y responsabilidad? Sin duda será el futuro del cambio estructural de muchísimas compañías. Pues definitivamente responde a la sociedad actual: una sociedad que no encasilla al ser humano en un descriptivo de cargo, que no cree en el hacer una sola cosa toda la vida, pues eso ya quedo atrás. Tanto como gerente así como empleado, es importante empezar a cuestionarse sobre estas prácticas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *