La esclavitud moderna

Por: Mariasol Trujillo C.

¿Te pasa que trabajas de 8:30 am a 17:30 pm de lunes a viernes, a veces trabajas fines de semanas y feriados? Te enoja, te pone triste no pasar más con tu familia, pero siempre dices ‘todo por ganar dinero’. Al final del día tienes que pagar cuentas, pero, ¿qué tanto estás dispuesto a sacrificar por un sueldo?

En el mundo financiero llamamos esclavo moderno a aquella persona que solo produce dinero cuando está trabajando. Quiere decir que cuando termina su jornada laboral, apaga su computadora, se va de su oficina, deja de producir el mismo. La pregunta es ¿cómo rompo el ciclo, cómo dejo de ser esclavo moderno?

Ser empleado en Ecuador es tener por ley ciertos beneficios; tales como décimos, utilidades, bonos, etc. que muchas veces son utilizados en nimiedades. ¿Qué pasaría si yo te dijera, que con ese dinero extra que recibes, si lo invirtieras, puedes continuar siendo empleado generando en tus horarios laborales? Que adicional puedes generar dinero mientras haces nada. Sí, así como lo lees: haciendo nada. Tomándote un jugo de maracuyá mientras ves tu serie favorita en Netflix.

En el mercado financiero existen varios tipos de productos que te ayudan para lograr esto. Están los planes de ahorro, depósitos a plazo, inversiones en banca o administradoras de fondos. Asimismo, existen productos con compañías fuera del Ecuador que ofrecen pólizas de jubilación más vida, o inversiones en bolsa de valores en Estados Unidos Todo se trata de investigar qué existe en el mercado, y quiénes te las pueden ofrecer o comercializar. Al invertir en esto, solo te preocupas de dar tu dinero y la compañía a la que contratas se encarga del resto, así pasas de ser un esclavo moderno a un inversionista.

¿Pero qué pasa cuando la persona es muy desconfiada? La confianza no nace de la noche a la mañana, por eso lo que aconsejo a la hora de contratar estos productos es que se averigüe cosas elementales. Tales como la calificación de riesgo de la empresa, quién les da esta calificación, quién los audita, cuántos años tienen en el mercado, seguridades y capital que manejan. Enterremos en el pasado eso de ahorrar en el ‘colchón bank’. Tu dinero debe ser más dinero en el tiempo y no menos. Ayúdate de herramientas como estas, adóptalas como tu principal músculo financiero y mejor amigo para alcanzar las metas económicas que te traces.

Recuerda: nadie quiebra por invertir en varios lugares, la diversificación de tu dinero es clave. Puedes perder dinero a veces, si, pero conozco a más personas que quiebran por perder sus trabajos y nunca haberse atrevido a invertir en nada.

Si aún sigues dudando si deseas seguir siendo un esclavo moderno, hazte las siguientes preguntas: ¿Quiero trabajar toda mi vida? ¿Voy a tener trabajo toda mi vida? Y la más importante: ¿Voy a poder velar por mi mismo y mi bienestar económico durante toda mi vida?

Usualmente la respuesta es no, cuando no tienes planificación financiera. No esperes llegar a una edad en la que dejes de ser atractivo para el mercado laboral, y las puertas se te comiencen a cerrar. Toma acción ahora. Recuerda que, si tu no velas y te preocupas por tu yo del futuro, nadie lo hará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *