“Yo Escribo Mi Historia” la campaña de comunicación que busca romper el estigma sobre la dislexia

|“Yo Escribo Mi Historia” fue creada el jueves 8 de abril del 2021 por Juan Martín Ortiz, un estudiante de la universidad San Francisco que padece de dislexia. Este estudiante durante muchos años sintió que la dislexia lo definía y siempre iba estar limitado por esta. Juan se cansó de esto y pensó que ya era momento no dejar que la dislexia lo defina y comenzar a escribir su historia.

En Ecuador, uno de cada 10 estudiantes tiene dislexia y alrededor del 15 % de la población es disléxica. Además, según la OMS, el 90% de la población disléxica no ha sido diagnosticada a temprana edad, cabe resaltar que la edad ideal para detectar y tratar este trastorno es a los 6 años.

La dislexia es un trastorno de aprendizaje y comunicación que afecta a las habilidades lecto escritoras de las personas, especialmente de estudiantes. Sin embargo, la dislexia afecta más allá de estas habilidades, también afecta a la parte emocional del estudiante. Muchos disléxicos sufren de “bullying” en el colegio por sus pares debido a que no rinden también en clases, además afecta la autoestima, ya que la falta de información sobre este trastorno hace creer a su entorno, profesores, estudiantes y padres de familia, a que el niño tiene dificultades por otros problemas relacionados a la capacidad intelectual que en realidad no tienen relación con la dislexia.

Este trastorno es tratable y con la debida información, diagnostico y tratamiento la persona puede tener una vida completamente normal y y tener las mismas oportunidades que un no disléxico. Uno de los problemas es que el diagnóstico no siempre es de fácil acceso, espacialmente para familias de bajos recursos o que no tienen acceso a la información adecuada sobre esta.

Es por esto por lo que nace la campaña informativa “Yo Escribo Mi Historia”. Esta campaña quiere cambiar el estigma social de la dislexia, romper esta falsa percepción que la sociedad tiene acerca de los disléxicos, que usualmente son catalogados como vagos, poco inteligentes o simplemente que no tienen la capacidad necesaria para triunfar en el mundo escolar y laboral. Con la meta enfocada en informar sobre el trastorno y motivar a los afectados con dislexia a cumplir sus metas sin que sientan que esta es un impedimento.

El objetivo de la campaña es invitar a varias personas a unirse a la causa e incentivar al diagnóstico de este trastorno. Además de dar información básica sobre la dislexia, posibles causas, tipos de dislexia y posibles síntomas de alarma. Esta información se esparcirá a través de charlas y talleres guiados por expertos de la fundación española para la dislexia Disfam.

Disfam es una fundación originaria de Málaga, España, que cuenta con varias sedes alrededor del mundo. Actualmente es la fundación sobre la dislexia más grande e importante de habla hispana.

Yo Escribo Mi Historia, junto a la fundación Disfam tienen como objetivo ayudar a cientos de estudiantes de Ecuador que no pueden acceder a estos diagnósticos y tratamientos. Además, concientizar y apoyar a los colegios, estudiantes y padres de familia acerca de la dislexia y así ayudar a cada afectado de manera propicia.

Hasta el momento se van a trabajar charlas dados por los expertos de Disfam España a más de 1200 estudiantes. Desde estudiantes de educación primaria hasta universitarios serán los beneficiados de estos conversatorios gratuitos.

Yo Escribo Mi Historia busca que muchos disléxicos, así como Juan Martín, comiencen a escribir su historia y no dejar que esta los defina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *