Lo trascendental del capitalismo

En el mundo de la administración, la visión y la misión de las organizaciones son los dos aspectos más fundamentales para el desarrollo y el cumplimiento de objetivos de esta. Sin ellas, las compañías y organizaciones no tendrían un norte ni objetivos claramente fijados, pues estas definen su destino. No solo eso sino es una forma de atraer al cliente, tanto dentro como fuera de la organización, el objetivo siempre debería ser captar la atención de los demás a través de los valores arraigados en la misión y la visión. Sin embargo, todo el trabajo detrás va mucho más allá de ese concepto.

Todas las organizaciones alguna vez fueron meras ideas de sus creadores, que poco a poco fueron tomando cuerpo hasta llegar a tener una estructura y cultura organizacional bien definida. Y es que finalmente, ese es uno de los objetivos de todo negocio. Es ahí cuando se puede dar cuenta que la misión y visión de las organizaciones no son más que el reflejo de los deseos, pasiones y metas de sus creadores. Estas ideas vienen de fuerzas y motivaciones muy personales. Por ejemplo, Nike nace de un aficionado por correr que tenía la idea de que los zapatos deportivos podían usarse de formas muy cotidianas. De aquí la misión de esta compañía, que es “ofrecer inspiración e innovación a todos los atletas del mundo”. Tomando en cuenta su propia definición por atleta: “si tienes cuerpo, eres atleta”. Al pasar a un proceso de deconstrucción de este concepto se puede dar cuenta que, esta corporación al igual que muchísimas, no es más que el producto del pensamiento y motivaciones de su creador.

Absolutamente todos los productos y servicios que se consumen en el día a día, por muy insignificante que parezcan, tienen una historia detrás. Asumiendo el papel de consumidor, es importante conocer el valor detrás de los conceptos a los que se está expuesto todo el tiempo. Es una excelente manera no solo de empaparse de valores y conceptos beneficiosos para una sana construcción personal e incluso también profesional, sino también permite poder conciliar la relación que se tiene con la idea del consumo. Ya sea que se trate de salir a comer a un restaurante, comprar ropa, o incluso contratar servicios profesionales de alguien (al final del día, ¿qué son las marcas personales? Se trata de lo mismo). En este mundo siempre se está consumiendo; ya sea un producto o un servicio, y estos traen consigo también el consumo de distintas ideas y valores. Y si es que se concientiza al respecto, ¿qué mejor idea que reflexionarlo y poder darle un valor, para poder sentirnos mejor con nosotros mismos como consumidores? Se trata de nada más y nada menos que consumir responsablemente, acorde a nuestros propios valores.

Sin embargo, así como hay que aprender a disfrutar de lo trascendental del consumo para no caer en banalidades, hay una parte muchísimo más importante: asumir el papel del creador. Todos somos creadores: ya sea de ideas, acciones, conceptos, teorías, objetivos, ejemplos, relaciones, productos, servicios, empresas, organizaciones, lo que sea. Los creadores más grandes y trascendentales de la historia tienen algo en común: conocen muy bien sus pasiones y motivaciones, y obraron a partir de eso. Algo más tienen en común: contaron su historia. Es a partir de esos accionares que se han creado grandes conceptos, ideas y organizaciones en la sociedad. Las grandes organizaciones no son más del producto de la perseverancia y honra que sus creadores les pusieron a sus pasiones, sueños y metas más grandes. En esta vida hay que aprender a ser buen consumidor y creador y, por sobretodo, siempre honrar nuestras más grandes pasiones, motivaciones y sueños.

One thought on “Lo trascendental del capitalismo

  1. Al principio me llamo la atención de la noticia, dado que el capitalismo es un modelo obsoleto. Finalmente no entiendo que de transcendental tiene el capitalismo, en la estructura de una empresa. Si bien a lo largo de la historia gracias al capitalismo se constituyó la denominada empresa, gracias a la revolución Francesa, en la actualidad este modelo es caducó. Las economías mixtas son aparentemente la solución a la cruda realidad que vivimos gracias al sistema capitalista….

    En fin el artículo no tiene sentido con el titular dado que no hablan de economía, sino de administración de empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *