Programa Telesalud 2020: rendición de cuentas

El Proyecto de Vinculación con la Sociedad de la Escuela de Medicina USFQ lanzó un proyecto durante el desarrollo de la pandemia en el Ecuador, llamado “Programa de Telesalud para pacientes crónicos del sector rural Pichincha”. Las zonas con las que el equipo trabajó incluyen: Cumbayá, Lumbisí, Pifo, Puembo, Tumbaco, Yaruqui, entre otras. Dicho proyecto tuvo como objetivo la prevención y promoción de salud enfocada en grupos vulnerables del sector Pichincha; incluyendo adultos mayores, pacientes con enfermedades crónicas y mujeres embarazadas. El programa consistió en llamadas telefónicas a pacientes de diferentes centros de salud para dar seguimiento a sus enfermedades, dar apoyo emocional y mensajes educativos con fines preventivos al contagio de COVID-19.

Figura 1: Rendición de cuentas Programas de Telesalud

Para el éxito de esta iniciativa se necesitaron participantes de distintas áreas; incluyendo profesorado, estudiantes USFQ y alumni de carreras como medicina, psicología y nutrición. Dentro de las actividades del programa; se testearon a un total de 2235 habitantes de dichos sectores con pruebas PCR. El 33,15% dio positivo, el 62,82% negativo y únicamente un 4,03% de los resultados fueron dudosos. En cuanto al núcleo del programa, las atenciones de telesalud, hubo un total de 4747 consultas a través de llamadas telefónicas. En medicina hubo 3520, en psicología 1923, y en nutrición 28. Para lograr las llamadas telefónicas; estudiantes USFQ no solo donaron su servicio telefónico, sino su tiempo y disposición para el seguimiento de estas llamadas. El programa también logró colaborar con Penn State University a través del programa de Salud Global de la Escuela de Medicina. Penn State donó 2 mil visores distribuidos a distintos sectores; incluyendo Conocoto, El Quinche, Pifo, Calderón, entre otras.

En cuanto al apoyo en el área de psicología, se implementaron distintas actividades para este programa. Se elaboraron manuales de atención para la intervención en salud mental, se mantuvieron reuniones de supervisión para compartir las experiencias de trabajo, hubo talleres en los distintos centros en los que se trabajó, entre otras actividades. El servicio psicológico que este programa logró brindar fue muy significativo para la iniciativa; pues se logró brindar apoyo para las poblaciones vulnerables como mujeres embarazadas, enfermos crónicos y adultos mayores. No solo eso sino también se creó un modelo de atención interdisciplinario entre medicina, nutrición, microbiología y psicología. Por último, se capacitó a los estudiantes en procesos de terminación y seguimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *