Vitamina D y COVID-19, ¿Existe una relación?

Por: Lucía Eguiguren, ND.

Hoy en día atravesamos una de las mayores pandemias a nivel mundial: el SARS-COV2 o comúnmente conocido como COVID-19. Esta enfermedad es conocida por su acción rápida dentro del organismo afectando de manera especial a los pulmones y en general comprometiendo al sistema respiratorio. Además nuestro sistema inmune se ve comprometido, ya que al tener que “combatir” a este virus comienza a darse una serie de reacciones, entre estas el estado pro inflamatorio en el que entramos, y por lo tanto no solo debe ocuparse de la enfermedad sino también de resistir a esta enfermedad. Por esta razón, estudios sobre cómo se puede ayudar a minimizar las consecuencias de esta enfermedad han encontrado que existe una relación entre nuestra alimentación y sistema inmune frente al COVID.

Las razones por las cuales es importante la nutrición en nuestra vida diaria son numerosas y se han estudiado años atrás, sin embargo la razón por la cual la alimentación es un factor indispensable a tomar en cuenta en esta pandemia, es porque necesitamos conocer qué alimentos ayudan a estimular o modular nuestro sistema inmune. Uno de los hallazgos más importantes es la relación de la vitamina D y el COVID. Los beneficios de la vitamina D son varios y el más conocido es mantener la salud músculo-esquelética, sin embargo se ha demostrado que la vitamina D actúa en nuestro cuerpo reduciendo el efecto pro-inflamatorio y reduciendo el riesgo de enfermedades agudas respiratorias. Es por esto que varios estudios sugieren que la deficiencia de vitamina D y el COVID se encuentran altamente relacionados, además de coincidir en los mismos grupos de riesgo como lo son personas con obesidad, adultos mayores, niños con deficiencia de vitaminas, o personas con enfermedades autoinmunes.

La vitamina D es adquirida principalmente por exposición solar y por el consumo de alimentos como: huevos, salmón, sardinas y carnes rojas. Durante el tiempo de cuarentena se ha reducido o en algunos casos eliminado la posibilidad de salir lo que sugiere una menor exposición solar y por lo tanto una posible deficiencia de esta vitamina en algunas personas. La recomendación de minutos en cuanto a la exposición solar para obtener vitamina D no existe, pero se sugiere salir a tomar sol entre las 10:00 a 15:00 por un tiempo en el que la persona no sufra riesgo de quemaduras, tomando en cuenta que el uso de protectores solares disminuyen el grado de absorción de la vitamina, por lo tanto un aproximado de 10 a 15 minutos al día sería un intervalo de tiempo adecuado. Es importante tomar en cuenta que en todos los estudios se menciona que la exposición solar es la mejor manera de obtener vitamina D y por esta razón no se recomienda la suplementación de esta vitamina si no es estrictamente prescrita por un profesional de la salud. En conclusión los hallazgos demuestran los múltiples beneficios de esta vitamina y además la relación existente entre la misma y COVID-19, por lo que en general es muy importante llevar una alimentación adecuada y saludable, pero más aún optar por alimentos y sus compuestos que han sido demostrados mediante evidencia científica nos ayudan a contrarrestar las consecuencias de enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *