La mala alimentación se refleja en nuestro estado de ánimo

Según expertos en el área nutricional y psicológica, se suele asimilar una mala alimentación con una depresión, porque el estrés realiza cambios en la flora intestinal, la cual es la barrera encargada de generar cortisol. El cortisol es una hormona que se libera como respuesta al estrés.

La flora intestinal tiene muchas funciones, ayuda a producir vitaminas y protege el intestino. Esta es la primera barrera antes de las células epiteliales. La flora intestinal es como un cercamiento, pues hay que cuidarlo para que ninguna bacteria colonice y desencadene inflamaciones altamente perjudiciales para la salud.

Las bacterias pueden filtrarse a la sangre y al sistema nervioso interino, que se encarga de toda la parte digestiva, después pueden estas llegar al nervio vago y pueden empezar a afectar los niveles del cortisol, causando un desbalance emocional. “Normalmente el cortisol sube y baja, pero es normal porque la gente se suele estresar un momento, pero si eso es permanente es extremadamente perjudicial en la salud emocional”, explica Michelle Alvear, nutricionista.

Es importante llevar una dieta variada, mas no aferrarse a un supuesto alimento mágico inexistente. Créditos: Naturan

Riesgo eminente

Si consumimos altos niveles de azúcar por tiempo prolongado, va a cambiar nuestra composición o balance de nuestra flora intestinal y esto va a provocar que ciertas partes de nuestro intestino estén más expuestas a bacterias. Estos pueden crear inflamación en nuestro intestino y consigo la producción de serotonina que este produce.

“La serotonina es producida en gran parte en el intestino, por lo que si la alimentación es mala…puede llegar generar un desbalance emocional”, señala la especialista. “Sí no se tiene suficiente serotonina, un balance adecuado, puede generar como resultado una depresión”, explica Alvear.

La alimentación juega un rol importante en el diario vivir, equilibra la salud mental. Créditos: La verdad noticias

Los alimentos mágicos no existen

Miles de personas creen, comúnmente, que basta con consumir un alimento para equilibrar sus dietas y mantener un balance adecuado, pero no es así, esos alimentos no existen. Se debe mantener una dieta variada, pero a la vez equilibrada. “No existe un alimento mágico. Se debe buscar alimentos altos en fibra. Es importante alimentarse con una dieta rica en probióticos”, afirma Alvear.

La fibra sirve para generar bacterias buenas y colonocitos que son las células del colon. Esta se la puede encontrar en frutas, verduras y cereales integrales. Mientras que los probióticos, se los puede encontrar en el yogurt, queso mozarela o fresco y en conservas vegetales, como los pickles sin dulce.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *