¿Sabes qué es D-Lab USFQ?

D.Lab es un laboratorio creado dentro de las instalaciones de la USFQ. Nació en septiembre del 2018, con el fin de plasmar, crear e investigar proyectos multidisciplinarios. Cabe recalcar que este es un proyecto que partió de una clase denominada ‘PISA’ (Proyectos de Innovación Socio Ambiental). “La clase era un modelo piloto que nos permitía tener proyectos interdisciplinarios, sociales y reales para aplicar en campo. No teníamos un espacio físico. Era una clase que inició con voluntarios”, cuenta Cristina Muñoz, coordinadora de D.Lab , proyecto que forma parte de la Oficina de Innovación y Sostenibilidad (OIS) de la USFQ.
Estudiantes de la USFQ y gente del sector durante la noche de inauguración.

La idea de formar la clase piloto inició con el fin de incentivar a los alumnos a crear experimentando. Sin embargo, tras la acogida de la materia y el ajuste reciente de la malla académica, el nombre de la clase fue cambiado a ‘CAPSTON’, y de la cual parten la gran mayoría de proyectos que han llegado a ser parte de D.Lab. “Tenemos contactos con empresas y varias carreras. Desarrollamos prototipos de investigación, reales, de campo”, concluyó Muñoz.

El laboratorio de creación y experimentación cuenta con: impresoras 3D, cortadora láser, equipos de realidad virtual, cámaras 360º, GoPro e inyectores de plástico, además cuentan con acceso a distintos laboratorios de las áreas de biología e ingeniería.

Cristina Muñoz, coordinadora del proyecto, señala que no basta con una sola palabra para describir esto. Sin embargo, afirma que una de las palabras más cercanas sería ‘integración’, por la unión de ideas y carreras.

Oportunidades

Todos los días llegan estudiantes y maestros al laboratorio y aula de D.Lab con nuevos proyectos e ideas. “Suele pasar que un proyecto se une con otro, se apoyan. Existen muchas ideas”, asegura Muñoz.

Paul Rosero, docente académico de la USFQ y artista conceptual, es uno de ellos, se encuentra realizando una investigación enfocada a la biodegradación de plásticos de distintos disidentes, como las colillas del tabaco, por medio de varias cepas de hongos modificados. “Es un proceso largo. En frascos colocamos varios tipos de densidad de plásticos para ver que cepa está funcionando mejor. Al hongo se le inyecta ‘Aga’, un tipo de gel que es como un nutriente. Poco a poco se ve como este se adapta”, cuenta Rosero.

Vinculación con la comunidad

Cada uno de los proyectos realizados en D.Lab se los presenta en conjunto, en la exhibición mutantes, o en ciertos casos de manera individual, como es el caso del Pasaje Santa Lucía, ubicado bajo el puente peatonal que conecta a la USFQ con el Paseo San Francisco.

El pasaje fue remodelado por estudiantes de arquitectura, ingeniaría ambiental, diseño y arte. Un proyecto en el que se juntaron, a más de estudiantes, gente del sector, quienes viven y tienen sus negocios alrededor.

“Realizamos un evento de lanzamiento en el pasaje, en la noche. Los chicos pintaron con la gente del barrio. Hubo tango, stand up comedy y la gente saco bocaditos”, cuenta Muñoz. Al lugar se buscaba darle color y vida, logrando crear un espacio de estancia con mobiliarios, los cuales fueron auspiciados por una de las empresas conexión de D.Lab, Konkretus.

Mutantes

Es uno de los eventos que se desarrolla al finalizar cada semestre, por segundo año consecutivo. Nombre que hace referencia a la unión de distintas ideas con diferente temática. En este se muestran las distintas ideas e innovaciones que se han hecho durante el periodo académico en D.Lab

Colillas de cigarrillo en proceso de degradación por cepa de hongos Creditos: Paul Rosero y Paulette Goyes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *