Desperdicio de alimentos y cambio climático, ¿qué podemos hacer?

Muchas veces las sobras de comida terminan en la basura. Si bien el desperdicio de comida puede tener impactos sociales, económicos y nutricionales, no pensamos en el efecto que tienen sobre el cambio climático.

Por: María Belén Ocampo, MPH, DRD. 
Carrera de Nutrición y Dietética, USFQ.

Para entender esta relación, pensemos en el proceso de producción del alimento. Comenzando por la etapa de producción agrícola, pasando por las fases de manejo de pos cosecha y almacenamiento, procesamiento industrial, distribución y consumo, cada paso requiere la inversión de recursos naturales que resulta en la emisión de gases con efecto invernadero. La Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) ha determinado que al rededor del 30% de toda la comida producida para el consumo humano a nivel mundial se desperdicia, lo que contribuye a aproximadamente 8% de las emisiones globales totales de gases de efecto invernadero: “Si el desperdicio de alimentos fuera un país, quedaría en tercer lugar después de Estados Unidos y China en términos de impacto en el calentamiento global” (FAO, 2015).  ¿Y qué podemos hacer nosotros para reducir el desperdicio y ayudar a mitigar el cambio climático? Desde la casa, acciones tan simples como comprar solo lo necesario, almacenar los alimentos adecuadamente de tal forma que no se dañen, y evitar sobrar comida cuando se come fuera, pueden ayudar a prevenir sobras de alimentos. A continuación, encontrarás algunos consejos para aplicar desde tu hogar:  

Tips para comprar lo necesario

  • Revisa la comida que tienes en la casa y planifica tus menús con anticipación en base a lo que encontraste.
  • Haz una lista de los alimentos que te faltan para los siguientes días. Compra solo lo que alcanzas a comer.
  • Siempre que sea posible, elige alimentos locales ya que su producción es más sustentable.
  • No tengas miedo de comprar frutas y vegetales con formas irregulares, son igual de buenos que el resto.

Tips para almacenamiento de adecuado de alimentos para evitar que se dañen:

  • Organiza tu refrigeradora y alacena para que los alimentos que se dañan rápido queden a la vista, utiliza los diferentes compartimentos:
    • Guarda la mayoría frutas y vegetales en la refrigeradora, sin lavar porque se dañan más rápido. Lávalas justo antes de comer.
    • Separa las frutas y vegetales que se dañan rápido como los plátanos y los aguacates, de las que duran más tiempo.
    • Pon la carne/pollo/pescado en el congelador.
    • Los productos lácteos y huevos deberían ir en la refrigeradora.
    • Los granos, especies y harinas se guardan en la alacena.

Tips para evitar el desperdicio cuando se come fuera de casa

  • Sé consciente del tamaño de las porciones; pide únicamente lo que sabes que vas a comer y beber. Comparte con alguien los platos muy grandes.
  • Lleva tu propia botella de agua y evita pedir envases plásticos.  
  • En caso de no terminar tu plato en un restaurante llévatelo a casa para comer más tarde.
Bibliografía:
  • Food and Agriculture Organization. (2015). Food wastage footprint & Climate Change. FAO.
  • Food and Agriculture Organization. (2017). 9 Easy Tips. Together we can Fight Food Waste. FAO.
  • Frischmann, C. (2018, July 31). The climate impact of the food in the back of your fridge. The Washington Post.
Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *