La industria verde: un mundo sin plástico

La industria verde: un mundo sin plástico
Share

Por: Susana Rubio
Estudiante de periodismo de la USFQ

Las campañas en contra del plástico crecen y hacen que el consumo del mismo se reduzca. Esta es la oportunidad para la formación de emprendimientos con productos alternativos amigables con el medio ambiente que buscan crear una conciencia verde.

Desde el 2014 el Ecuador comenzó a fomentar políticas de minimización de plástico de un solo uso. Los primeros en implementar estas medidas fueron las Islas Galápagos. Sin embargo, desde hace algunos meses estás medidas han comenzado a ser promovidas por algunos municipios en el Ecuador continental. Restaurantes y centros comerciales han dejado a un lado los sorbetes, platos de plástico, foam, y algunos han restringido el uso de fundas de plástico.

Foto Cortesía: BambooSmile

Son muy pocos emprendedores que han buscado ayudar al planeta a través de la innovación de productos amigables con el medio ambiente. Estos emprendimientos son de fácil acceso y tienen un stock considerable. En ellos buscan generar una conciencia a través de un cambio que esté al alcance de todos.

Foto Cortesía: BambooSmile

Monika Nästcher, alemana de nacimiento, es la creadora de BambooSmile. Ella cuenta que un día se encontraba de paseo en Montañita y observó que un bar de la zona promocionaba el intercambio de un saco de basura por un vaso de cerveza. Esta situación, además de admiración, le hizo entender que había un serio problema por el uso de plástico en el país. Ella, junto a su socio Bruno Carranza, crearon un cepillo de dientes hecho de bambú y cerdas de carbón vegetal. Los cepillos son diseñados en el país y son fabricados en el exterior.

LeafPacks es un emprendimiento local que se dedica a fabricar platos 100% compostables hechos con hojas. “Nuestra misión no es vender platos sino cambiar comportamientos de consumo, apelar a la consciencia, razón y sensibilidad de las personas y sociedades para que generen cambios en su entorno inmediato, para que se den cuenta de que las grandes transformaciones empiezan por uno mismo”, asegura Sol Jaramillo, Gerente General de LeafPacks.

Foto Cortesía: LeafPacks

Nelson Ortega desde hace un año forma parte de los visionarios de este mundo verde. Después de haber trabajado 11 años en las Naciones Unidas decidió que debía “emprender algo con propósito y ser protagonista de un cambio”. Empaque Verde comercializa vajilla hecha de bagazo de caña y cubiertos de fibra de bambú.

Foto Cortesía: Empaque Verde

El valor va más allá del precio

“La diferencia de precio hace que no sea completamente masivo”, dice Ortega. Monika Nästcher sostiene que no se posible comparar un cepillo de bambú con un cepillo de plástico, ya que las grandes industrias tienen fábricas gigantes dónde producen diariamente miles de cepillos.

Nelson Ortega cree que “es un mito lo del precio, porque muchas veces gastamos en cosas intranscendentes muchísimo más sin darte cuenta”. Sin embargo, considera que “el precio no es necesariamente el determinante. Hay otros factores como el cuidado de la salud, ser un protagonista activo y cuidar el medio ambiente de tu ciudad”.

Los principales clientes son jóvenes que han desarrollado una mayor conciencia de cuidar al planeta y su salud. También algunos locales comerciales han comenzado a comprar estos productos para ofrecer estas alternativas como parte de su responsabilidad ambiental.

One comment

  1. Milton says:

    Felicito Susy el trabajo muy interesante, mi pregunta es qué haces tú diariamente para evitar el uso de productos plásticos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *