Ecuador sí ganó el mundial

Ecuador sí ganó el mundial
Share

El Ecuador no se queda atrás en los triunfos deportivos a nivel global. Con orgullo y dedicación, el equipo ecuatoriano ganó el mundial del Torneo de Fútbol Unificado de las Olimpiadas Especiales el 20 de julio.

Este torneo es característico. En el equipo están 7 chicos con discapacidades y 6 jugadores profesionales de la sub 18 del Independiente del Valle. La unión de los jugadores dejó el nombre del Ecuador en alto. El evento se realizó en Chicago, Estados Unidos. La Tri llegó a la final goleando a Alemania, Nigeria y al equipo americano. En la final se encontró con Uruguay, su rival más importante desde las últimas olimpiadas en el 2015. El partido acabó 1-0 a favor de los ecuatorianos con el gol estrella de Bryan Guamanquispe.

Crédito: Olimpiadas Especiales Facebook

Esteban Navarrete es el director técnico y se siente orgulloso del trabajo de los deportistas. Según el diario El Comercio, Navarrete dice que “se le llenaron los ojos de lágrimas” al ver todo el apoyo que recibieron. Nicolás Dávila es estudiante de la USFQ y jugador del América de Quito. Él sabía que Ecuador tenía un gran equipo de fútbol de chicos con discapacidad. “Era cuestión de tiempo para que tengamos esta gran noticia”, cuenta.

Al no clasificar al Mundial Rusia 2018 los ecuatorianos no tuvieron motivo de celebración. Pero, según Dávila, “estos chicos nos han brindado de vuelta la alegría y nos demuestran que nada es imposible”. El equipo llegó la noche del 23 de julio a Ecuador. Fueron recibidos por Michel Deller, miembro ejecutivo del Independiente del Valle y otros miembros de la comunidad deportiva.

“El apoyo debe seguir aumentando porque estos logros son los que van a dar confianza al Ministerio del Deporte para que sigan invirtiendo en el talento ecuatoriano”, argumenta Dávila. Bernarda Carrera es estudiante de la USFQ y es activista en contra el estigma a las personas con discapacidad. Para ella, tener un equipo de fútbol unificado es “un ejemplo de la verdadera inclusión”.

Carrera recalca que las personas con discapacidades no necesitan estar aliados en colegios y equipos diferentes; sino formar parte de la comunidad como iguales. “Por tanto, que personas con o sin discapacidad sean parte de un mismo equipo no debería ser una novedad, sino la normalidad”, agrega. El fútbol es un aspecto social que une a la mayoría de ciudadanos; por lo tanto, es una herramienta de inclusión para personas con discapacidad como se evidenció en el equipo ecuatoriano en las Olimpiadas Especiales.

“Espero que, mediante el deporte, se pueda demostrar no solo la enorme capacidad de las personas con discapacidad, sino también dejar un precedente acerca de la importancia de la inclusión; y de la necesidad de convertirla en una realidad,” afirma Carrera.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *