Las barberías del siglo XXI

Las barberías del siglo XXI
Share

  Por: Camila Villares
 Estudiante de Periodismo USFQ

Aunque muchos las creían descontinuadas, las barberías renacen con más fuerza dentro de nuestra comunidad. El icónico poste rojo con azul y blanco ha vuelto a aparecer en las calles quiteñas

Esta antigua tradición, con la combinación de elementos modernos y la moda hípster, más conocida por su estilo vintage y alternativo, encontró un nicho desatendido y lo convirtió en un emprendimiento tendencia. En cada barrio de la ciudad de Quito se puede encontrar una barbería. En un recorrido por 5 de estos lugares, encontramos que sus precios varían por sector, las bebidas que sirven en sus locales y los productos adicionales que emplean para la barba. El corte de cabello se encuentra en un rango de entre 8 a 12 $ y el servicio de barbería entre 9 a 11$.

Hacia el 2010, la moda de dejarse crecer la barba incrementó, gracias a la influencia de artistas, futbolistas e incluso políticos. Este símbolo inspiró a que muchos hombres busquen un lugar donde puedan cuidar de ella. Óscar Reyes, dueño de Montanna Barber Shop, que se encuentra en Carcelén, afirma que abrió su local al ver la necesidad de un espacio donde los hombres también puedan ser “mimados”.

Estos lugares destacan por su muy cuidada atención al cliente. A diferencia de las peluquerías, en sus televisiones solo transmiten deportes y ofrecen cerveza a cada uno de sus clientes. “Nosotros también merecemos que nos traten bien”, resalta Juan Villacreses, quien comenzó a recurrir a estos establecimientos después de vivir la experiencia. Además del servicio de barbería y peluquería, ofrecen asesoría de imagen, limpiezas faciales, manicure y pedicure, entre otros.

Las toallas calientes tienen un significado importante dentro de esta labor, pues se la utiliza para no generar irritación en la piel. José Enríquez, un barbero apasionado, cuenta que su abuelo fue quien le enseñó por primera vez acerca del secreto de la toalla caliente y al pasar lo años se dio cuenta que realmente eso le brinda al cliente un sentimiento de relajación.

“Creo que los hombres, se cansaron de los chismes de las peluquerías”, afirma Nicole Santana, pareja sentimental de Villacreses. Los negocios especializados para cada género se vuelven más cotizados dentro del mercado. En las barber shops, los hombres tienen total libertad, como lo testifica Alfonso López, “aquí podemos expresarnos como somos los hombres de verdad”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *