LGBTI: El amor nos une y es tiempo que la iglesia empiece a hablar de ello

“El amor nos une” es una campaña que busca crear lazos entre la iglesia católica y la comunidad LGBTI. El domingo 15 de abril de 2018 realizaron una activación en el centro histórico de Quito que incluyó la asistencia a una misa en la iglesia El Sagrario.

¿Y si nos damos la mano en lugar de la espalda? fue la pregunta que inició esta campaña. El amor es el ideal de la iglesia católica, así como lo que une a un humano con otro sin importar las diferencias sexogenéricas.

“Por muchos años se han visto como dos comunidades distantes y totalmente separadas. Lo cual ha incitado a acciones de odio y discriminación”, señala Grace Chachalo, vocera del evento. “La iglesia católica es un ente muy importante en el país y debe incluir a la comunidad LGBTI. Merecen respeto y tolerancia”. El colectivo de jóvenes tuvo la presencia de tres miembros LGBTI, José Zambrano quien es homosexual, Samay Andy quien es transexual y Vicky quien es lesbiana.

Foto: Cortesía

Se planificó que ellos dieran la paz en la ceremonia religiosa con el párroco que dirigía la misa. No obstante, la iglesia no dio lugar a esta actividad. “Intentamos crear un momento en el que haya una conexión entre la iglesia y la comunidad LGBT. Lamentablemente no tuvimos la apertura del párroco de la iglesia. Hubo un momento en el que observó fuertemente que no se documente el proceso.

Y no se dio la apertura para que pudiéramos darnos la paz”, señala Zambrano. Los activistas señalan que como sociedad necesitamos concientizar que muchas personas discriminadas son católicas.

Ante la negativa del párroco Chachalo expresa, “me duele porque tengo amigos y amigas LGBTI. Cómo no te va a doler que discriminen a otro ser humano. Es un ser humano, una gran persona. Hay personas tan grandes que han hecho mucho por la humanidad. Gente que ha hecho labores, que se han preocupado por el prójimo. Y que porque les gusten hombres o mujeres sean discriminados”.

La sociedad es llamada a hacer un cambio. “Mostrar apoyo y crear la diferencia. Comencemos a generar respeto y aceptación. Amor y Comunión. Pequeños actos de consideración y respeto pueden ayudar. Es cuestión de civilizarlos, abrir nuestra mente y entender lo que en realidad nos enseña la biblia. Que se resume a amar a las personas sin importar diferencias ni similitudes”, señala Zambrano.

Chachalo finalmente expresa que, “el mismo Papa impulsa el respeto a las personas LGBTI. Si él lo dice, por qué nosotros como creyentes no seguirlo. La sociedad está progresando, debe empezar a hablar de estos temas y no cohibirse”.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *