Lukas Avendaño, la transformación como performance

“No soy persona, soy mariposa” se titulaba el performance que el artista y antropólogo mexicano Lukas Avendaño presentó en el auditorio Casa Blanca de la USFQ el pasado 05 de abril. Esta propuesta artística se destacó por el gran impacto de su contenido hablado y permorfado, mismo que se mostró a una audiencia que superó las expectativas de concurrencia

El acto de Lukas Avendaño puede resumirse como un ensayo antropológico. En sí  su performance es un estudio profundo y crítico de las relaciones sociales, las relaciones culturales y las relaciones humanas en general, que a través de las vías del arte, encontró el mejor camino para transmitir el mensaje lo más crudamente posible. El criticismo fue la principal herramienta de Avendaño para deconstruir conceptos como el género, el nacionalismo, el colonialismo, la cultura y todo tipo de idea apegada orden establecido.

Foto: Pablo Dávila

El intento de Avendaño es cruzar la raya, ir más allá de lo permitido hasta convertirse en lo que parecía ser un antagonista, pero que bajo la idea de la transformación, se convertía en realidad en un revelador de condicionamientos que cargamos como sociedad. Su acto podía ser entendido como un sacrificio, no por él mismo sino por el resto, por toda la gente incapaz de romper esquemas, por toda la gente que vive con el estigma de no poder definirse a si mismos y definir su identidad.

Foto: Pablo Dávila

El efecto de su performance se lograba con la provocación al otro, pero no con el fin de enemistar sino con el fin de generar empatía con el público e invitar a repensar cada una de sus realidades. En sus palabras, el primer paso era “deconstruir el criterio de ese otro que me ve”, quizás, para desnudar su interior y así despojarse de prejuicios nocivos.

Foto: Pablo Dávila

Solo así podía Lukas mostrar al resto el camino, a través de la transformación. En sí la vida es un proceso de transformación y lo preciso es entender que no está mal cambiar, sino que mas bien es constructivo e importa el estar consciente que en un momento se puede ser oruga y al siguiente mariposa.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *