¿Existe la leche vegetal?

  Por: Mónica Villar
 MSc. Carrera Nutrición y Dietética

Actualmente existe el rumor que la leche de vaca se presenta como un azúcar dañino que no somos capaces de digerir, generadoras de alergias, de varios problemas de salud, todo esto sin fundamento

Por esta razón, se ha sustituido la leche de origen animal por licuados vegetales. A estos licuados se los denomina “leche” haciendo un mal uso del término por parte de las empresas productoras, ya que conocen el enorme valor comercial asociado a este término.

Leche de vaca

Es uno de los grupos de alimentos que conforman la mayoría de las guías alimentarias en el mundo. Está compuesta por proteínas, grasas, lactosa y una elevada cantidad de calcio, así como vitamina A y D. De acuerdo con esta composición básica, la leche puede considerarse un alimento equilibrado. Es esencial para el crecimiento de los niños, adolescentes y mujeres. Si el consumo continúa disminuyendo, dentro de poco las consecuencias serán negativas para la salud.

Licuados vegetales

Los licuados vegetales son el producto estrella en las dietas de moda. La variedad es enorme. Existen diferentes tipos como: cereales (avena, arroz); leguminosas (soja y mani); semillas (quinoa, ajonjolí); frutos secos (almendras, avellanas) y frutas (coco). Son muy ricos en vitaminas y minerales, pero no se debe considerar como un sustituto de la leche.

Promocionar su sustitución como alternativa puede llevar a graves secuelas, como por ejemplo dar este producto a bebés creyendo que es adecuado. Por ello, sustituir la leche de vaca por licuados vegetales no es posible desde un punto de vista nutricional, como tampoco lo es para personas con necesidades especiales.

La correcta denominación de leche

El mal concepto de la leche se consigue gracias a toda la información errónea sobre los alimentos de origen animal. Sin embargo, la denominación “leche” sigue siendo positiva, por eso se conserva el término y se le añade el nombre del vegetal del que se obtiene el licuado (ejemplo: leche de almendra), lo que le confiere una apariencia de producto saludable y nutricionalmente equivalente.

Muchas personas creen que están consumiendo los mismos nutrientes de la leche, sin embargo no lo hacen. Por eso se recalca que estos productos son un fraude. En el 2017 en el Tribunal de Justicia Europeo sentenció que no es posible incluir la denominación de leche, mantequilla u otros derivados lácteos a productos que sean de origen vegetal, con el ánimo de evitar que se vendan productos con una denominación falsa.

Comparte en redes sociales:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *