El primer microchip de 45 nanómetros diseñado en el Ecuador

El primer microchip de 45 nanómetros diseñado en el Ecuador
Share

Por primera vez en el Ecuador se ha diseñado un microchip de 45 nanómetros. Es decir, un diminuto procesador que puede ser utilizado como base en la producción de equipos electrónicos, producido en el mundo de forma bastante exclusiva. Es un hecho trascendental para la tecnología en el país

Los microprocesadores son el cerebro de un dispositivo electrónico. Estos realizan las operaciones más fundamentales para el funcionamiento de cualquier equipo electrónico. De estos parten los procedimientos que hacen a cualquier tecnología algo funcional. En este caso, los chips de 45 nanómetros llevan aproximadamente diez años en el mercado global.

Sin embargo, la fabricación se la realiza en escasos lugares alrededor del mundo debido al costo que implica. La complejidad de diseño es una de las razones, desde el software exclusivo con el que se lleva a cabo, hasta cualquier problema inesperado ya que no cuenta con un manual de resolución. Los chips de 45 nanómetros han sido utilizados para la producción de memorias flash, o procesadores de múltiples núcleos.

De esta forma, el primer chip de 45 nanómetros (un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro) pudo ser diseñado por un grupo de seis estudiantes de Maestría en Nanoelectrónica de la Universidad San Francisco de Quito en un lapso de 60 horas de trabajo, en una verdadera labor de equipo y coordinación entre los estudiantes.

El diseño está compuesto de varios módulos/componentes desarrollados de forma independiente, pues cada miembro del grupo se concentró en un componente del chip; todo esto con muy poca incidencia de profesores o expertos. El diseño se hizo manualmente mediante el Software MicroWind (con licencia educativa), cuya utilización fue explicada por el profesor Etienne Sicard, desarrollador principal del software.

Estudiantes de la USFQ diseñando el chip.

El microchip fue bautizado como PILS, y se espera que pueda ser el primer paso en una serie de proyectos que desarrollen microprocesadores. El potencial de este trabajo no reside en la fabricación masiva del chip diseñado, pues la licencia comercial del software de diseño representaría una inversión millonaria, entre otros costosos factores de producción; pero es el primer paso para un centro de diseño de circuito integral.

Su importancia reside en el posicionamiento del país, sus instituciones, y su personal, como capaces de producir, diseñar y trabajar con tecnología de punta. Dr. Lionel Trojman, profesor de la USFQ, comenta al respecto que se espera poder desarrollar en un futuro tecnología de 14 nanómetros. Estos procesadores son actualmente la vanguardia en poder de cómputo, y tamaño de construcción.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *