La clave para emprender

La clave para emprender
Share

Santiago Rivadeneira era un joven recién graduado en Marketing y Administración de Empresas en el año 2007. Como muchos se enfrentaba a la incertidumbre después de obtener su diploma

Una de sus grandes incógnitas era darle vida a un emprendimiento que había desarrollado a lo largo de su carrera en la Universidad San Francisco de Quito o trabajar bajo dependencia en alguna empresa.

Hoy en día Rivadeneira lidera un outsourcing comercial y desde febrero asumió la presidencia de Pyme UIO. Antes de llegar a ser un emprendedor autónomo, empezó su carrera profesional trabajando para Kimberly-Clark una de las empresas líderes en fabricación de productos de higiene a nivel mundial. En los cuatro años que trabajó para la multinacional, su crecimiento había sido exponencial.

Foto: Juan Pablo Racines

Pero según nos cuenta: “Hay un momento donde uno decide si hacer carrera dentro de una empresa grande o emprender”. Su decisión fue emprender. Al principio la idea de negocio giraba en torno a la codistribución de suministros de oficina.

“Lo primero que hice fue marcar mis metas financieras, profesionales y personales, sabía que en el camino tendía que modificarlas, pero por lo menos establecí una idea de dónde quería llegar”, explica.

Santiago empezó sólo, trabajaba 19 horas al día y sus funciones iban desde contador hasta distribuidor de pedidos. Uno de los primeros retos fue el financiamiento. “Cuando empiezas joven la gente no te conoce, había empresas grandes que por temas de precios me sacaban de competencia”, comenta.

Con la puntualidad en las entregas su empresa iba posicionándose en el mercado. “Con el tiempo construyes confianza tanto con las personas que trabajas como con los clientes”, agrega. Actualmente Santiago tiene 25 dependientes, una oficina en Quito y dos bodegas.

Foto: Juan Pablo Racines

Ahora su empresa no está sólo dentro de los suministros de oficina, sino que ha incrementado sus líneas de oferta, una de ellas es la producción y comercialización de condimentos. En esta línea trabajan 220 familias que se dedican al cultivo de las especies. La empresa busca potenciar el producto internacionalmente y crear un sustento estable para todas las personas que se encuentran en la cadena de producción.

“Lo más importante es la actitud que le tengas a la vida. Debes tener una visión clara de lo que quieres y a la par ir desarrollando una estrategia”. Santiago comenta que, aunque lo ideal sería empezar un negocio con toda una estructura que lo sostenga, en la práctica no sucede así, pero según nos dice; “Debes pensar en grande y actuar con pequeños logros, que te empujarán a tu gran objetivo”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *