Pablo Ferrández: Juventud transformada en experiencia

Pablo Ferrández: Juventud transformada en experiencia
Share

Fuerza, seriedad y pasión. Son los elementos adecuados para describir a Pablo Ferrández, chelista español que con tan solo 26 años se codea con los grandes artistas e intérpretes de la música clásica europea. El artista llegó al país el pasado 04 de junio del 2017 y brindó su repertorio en el Teatro Variedades ubicado en Quito

El acercamiento de Ferrández con la música empezó cuando era pequeño. A sus tres años de edad,  sus padres -quienes también son músicos- lo inculcaron a que sienta y desarrolle su gusto por el chelo. Ferrández aprendió de manera rápida a reconocer notas musicales antes que palabras. Sin duda alguna, ya empezaba su carrera como un músico promesa.

Foto: Juan Pablo Racines

Pasaron los años y Ferrández culminó sus estudios en la Escuela Superior de Música Reina Sofía en Madrid. Viajes, escuelas y nuevos maestros fueron los encargados en pulir al joven músico que en el 2014 fue reconocido como mejor artista joven del año en los International Classical Music Awards (ICMA).

“Yo deje Madrid porque quería estudiar con un profesor que se llamaba Hermeson, y el solo daba clases en Alemania. Yo fui allí para conocerle y también porque hay que salir del país de cada uno para ver como toca la gente afuera y descubrir nuevas manera de tocar”.

Foto: Juan Pablo Racines

El artista indica que desde un principio su objetivo no estaba enfocado en ganar premios, sino más bien generar música por el amor a su oficio. “Lo de los premios está muy bien, pero no hay que tomárselo tampoco demasiado en serio. Así que si a la gente le gusta como tocas, pues genial”, comenta el chelista español. Por su parte, su pianista y amigo, Luis del Valle, indica que es “todo un placer” asistir a Pablo en esta gira mundial en los que  han recorrido países como Perú, Taiwán, Estados Unidos o Australia.

Lo clásico “pega full” en la juventud

Para del Valle, el campo musical clásico para los jóvenes se va desarrollando de a poco a pesar de que su público principal es desde hace mucho tiempo el adulto “senior”.

“Ahí es donde es importante que gente como nosotros, gente como Pablo, qué es tan activo, toque y además mueva un poco su vida musical en redes sociales. Esto funciona muy bien para que la gente joven este en ello así que creo que poco a poco vamos intentando que ellos se acerquen a la música clásica”.

Foto: Juan Pablo Racines

Ferrández expresó su felicidad al conocer que dentro de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) existe un colegio de música (COM) y dejó un mensaje a todos esos músicos que de veras creen que han escogido la mejor carrera del mundo.

“Hombre si les gusta pues solamente sigan. Es una profesión que necesita mucha vocación y te tiene que gustar mucho y si es tu sueño y te gusta mucho tocar, pues adelante es una profesión maravillosa”, finalizó el artista.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *