“No hace falta ser anti-hombre para ser pro-mujer”, Jane Galvin Lewis

“No hace falta ser anti-hombre para ser pro-mujer”, Jane Galvin Lewis
Share

El Día de la Mujer nace desde un acontecimiento terrible que marcó la historia de la lucha por la igualdad hacia las mujeres.


El el 25 de marzo de 1911, la fábrica de textil “Triangle Shirtwaist” ubicada en Nueva York se incendió con centenares de trabajadoras dentro del edificio. El fuego fue provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron a estas mujeres ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones de trabajo que padecían.

Las trabajadoras textiles fallecieron debido a las quemaduras, los derrumbes y la inhalación de humo; otras se suicidaron al no ver escapatoria. Gran parte de las empleadas eran inmigrantes jóvenes que rondaban los 20 años de edad.

Las muertes se produjeron porque las trabajadoras no pudieron salir del edificio en llamas. Los dueños de la fábrica habían cerrado las puertas de las escaleras y sellado las salidas para evitar robos. Este desastre hizo que se produjeran cambios legislativos importantes en temas laborales y provocó la creación del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

Hoy lo podemos recordar pensando que esas injusticias quedaron atrás, pero lo cierto es que aún después de tanto tiempo las mujeres continúan luchando por sus derechos. Lo mismo pasa en Quito, el 08 de Marzo centenares de mujeres se reunieron en la Fiscalía General de Quito y caminaron hasta el parque El Arbolito en señal de protesta por las irregularidades que todavía existen en el ámbito laboral, de educación, personal, legal, etc.

Foto: Stephanie Abaroa
Foto: Paula Pérez
Foto: Stephanie Abaroa
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Stephanie Abaroa
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez
Foto: Paula Pérez

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *